Ciudades
Tomada de https://bit.ly/31mPblc

La globalización y el aumento inminente de la población ha ocasionado que las ciudades estén cada vez más ocupadas, y no de una manera sostenible.
Según Naciones Unidas, más de la mitad de la población vive en zonas urbanas, sin embargo, las metrópolis solo ocupan el 3 % de la tierra. Esto quiere decir que las ciudades están saturadas de personas viviendo en terrenos cada vez más pequeños.
Lo anterior no sería un problema si todos los habitantes tuvieran condiciones aceptables de vivienda y sanidad, pero, en realidad, es todo lo contrario, pues más de 800 millones de personas viven en barrios marginales.
La situación en las grandes urbes es preocupante y este problema continuará aumentando a medida que crezca la urbanización y las economías se orienten más hacia los consumidores, es decir, entre más consumamos de manera irresponsable y poco sostenible, más inestabilidad ambiental y social vamos a generar.
La modernización ha generado que las personas que antes habitaban en la ruralidad tengan que desplazarse a las metrópolis para poder adquirir servicios como educación o trabajo, y de esta manera, alcanzar un desarrollo profesional aceptable.
Sin embargo, esta saturación en las ciudades no se tuvo en cuenta en un principio, pues entre más personas estén viviendo en un mismo lugar, más residuos se producen en él. Es por esto que las grandes urbes están llenas de basura, y lo peor es que no sabemos qué hacer con ella.
¿Y qué pasa en Bogotá?
La capital del país es una ciudad que es habitada por más de 10 millones de personas, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane. Bogotá produce cerca de 7.000 toneladas de residuos cada día, que, en su mayoría, van a parar al Relleno Sanitario Doña Juana, lugar que hoy en día está a punto de colapsar por la cantidad de material que está estancado allí.
Es decir, este terreno recibe la basura que cada habitante de Bogotá produce en su casa, colegio, universidad o trabajo, y sin ningún tratamiento especial se descompone al aire libre, ocasionando no solo problemas ambientales, sino sociales para los vecinos del sector.
Pero, si esta situación es tan preocupante, ¿por qué las autoridades no han tomado el control y buscan un nuevo botadero o quizá nuevas maneras para evitar el consumismo y promover la separación de residuos?

Tan solo piensa lo siguiente: cada día produces muchos kilos de basura sin saberlo, los residuos de las frutas y verduras que comes, los empaques de los alimentos que ingieres, la ropa que compras, el papel higiénico que usas, los cosméticos que te aplicas, los plásticos que adquieres, etc.
Cada uno de estos elementos no se convierte en una sola unidad que irá a parar al relleno, pues detrás de la elaboración de este, hay otros componentes que fueron usados para hacer que tú lo tengas en tus manos, así que cada crema dental, hilo, alimento y hasta plato que usas es un elemento que va a parar al relleno, si no realizas el debido procedimiento para su desaparición.
Y aunque, a gran escala, es un problema de las autoridades por no prevenir o solucionar el inconveniente, cada ciudadano, desde su casa y con pequeñas acciones puede contribuir a que día a día lleguen menos elementos a Doña Juana, ¿cómo? Separando bien los residuos y reciclando todo lo que se pueda reciclar.
Ahora bien, ¿es posible que desde nuestras casas podamos reducir los volúmenes de basura en nuestra ciudad? Claro que sí, lo primero que debes hacer es pensar siempre si lo que vas a comprar es necesario, recuerda que detrás de ese producto hay una cadena de producción que, desde su concepción ya está generando residuos.
Si el producto es indispensable, después usarlo encárgate de hacer todo lo que se pueda para evitar que vaya al relleno, ya sea que lo transformes y lo recicles o que lo regales para que otra persona lo use y así no tenga que comprarlo.
En nuestras manos está el poder para ayudar a mitigar el problema de las basuras. Si vives en una gran ciudad, evita lo más posible generar basura, y comunica a tus conocidos y seres queridos esta información, para que entre todos podamos cumplir con el undécimo Objetivo de Desarrollo Sostenible: construir ciudades y comunidades sostenibles.

Si quieres conocer más sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible no te pierdas nuestras series documentales reINVENTARSE y Consensos Mínimos por Capital.

Disfruta de los capítulos y los podcasts estas dos producciones en las siguientes lista de reproducción de YouTube:

reINVENTARSE 

Consensos Mínimos

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.