Dentro del marco del Día mundial de los refugiados, el IDPAC organizó un encuentro entre venezolanos y colombianos que permitió compartir sus historias de vida. Todo esto al calor de una taza de "guayoyo venezolano" o café, como se conoce en Colombia.

"Guayoyo con los panas" es la iniciativa de la red Bogotá líder del IDPAC, que busca afianzar los lazos de fraternidad con las personas que han llegado a la ciudad procedentes de Venezuela.

Gustavo Boria, red Bogotá líder, afirmó que: "lo que queremos es enseñarle a la gente que hay que aprender a recibir a los demás, hay que aprender a querer a los demás, a pasar la pagina de la xenofobia del racismo".

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

En este encuentro cada uno de los participantes se presentó y dio a conocer un poco de su historia, que en algunos casos generaron risas, en otros tristeza, pero siempre con un común denominador, la crisis profunda del país vecino.

Tal y como no lo cuenta Gisella Serrano, quien está casada con un colombiano hace 23 años y tuvo que salir de su país, para empezar de nuevo, "quiero poder transmitir todo lo que como venezolano y como ciudadanos de América podemos aportar a este país".

Pese a lo difícil que ha sido llegar y adaptarse a la forma de ser de las personas, expresa su agradecimiento con las instituciones que los han apoyado, de verdad le doy gracias a la Alcaldía Mayor de Bogotá, al alcalde que han hecho un gran trabajo con nosotros, he participado en varias acciones que han realizado".

Esta actividad de sensibilización le permitió a muchos conocer las historias de vida y a otros hacer catarsis de sus problemas.

Por: Fredy Carrera