Con estrictas medidas de seguridad fueron traslados a los juzgados de Paloquemao Aída Victoria Merlado y Javier Cely, para la audiencia de legalización e imputación de cargos. La hija de Merlano señaló que la Fiscalía la está utilizando para que su mamá, la excongresista relacionada con compra de votos, se entregue.

Hacia las 6:45 de la mañana Aída Victoria Merlano y Javier Cely llegaron hasta el Complejo Judicial de Paloquemao custodiados por la Policía y acompañados de sus respectivos abogados.

Al iniciar la audiencia, la Fiscalía solicitó que esta se realizara a puerta cerrada, pero la juez 12 de control de garantías no lo aceptó, ya que en el recinto no se encontraba ningún menor de edad.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Mientras iniciaba la audiencia, la hija de Aída Merlano manifestó que no conocía los planes de su madre y que ella siempre la ha acompañado a todas sus citas médicas, "la Fiscalía me está instrumentalizando para darle un mensaje a mi mamá", aseguró Victoria.

Para Aída Victoria todo ha sido incierto, pues no sabe el paradero de su madre y señala que parte de su familia se encuentran mal ante la situación por la que están pasando.

"Saben el dolor que puede sentir una madre al ver a su hija en estas condiciones", afirmó la joven.

Aída Victoria señaló que su cambio de nombre de Karoylne Manzaneda a Aída Victoria Merlano fue en homenaje a su mamá.

"Desde que tengo 13 años he tenido el cabello negro, durante ocho meses lo tuve rubio, es decir, simplemente volví a mi apariencia anterior", afirmó la joven.

Hacia las 3:00 p.m., la Fiscalía imputó los delitos de uso de menores de edad en la comisión de delitos por la presunta participación del hermano de Aída Victoria en la fuga de su madre.

Así las cosas, tanto Aída Victoria como Cely podrían pagar una pena de 10 a 20 años de cárcel por el delito de fuga de presos y uso de menores.

Por: Carolina Beltrán