Foto: independientesantafe.com/

Independiente Santa Fe está a 180 minutos de llegar a una nueva final continental. Al frente tendrá a un rival duro como lo es Atlético Junior, equipo que también busca la “otra mitad de la gloria” El equipo de Barranquilla es la la última estación del “expreso” camino a la gran final.

Si bien el equipo depende de una serie de resultados para clasificar a las finales de la Liga (debe ganar el clásico y esperar otros resultados), en copa Sudamericana depende de sí mismo. Y tal vez esa razón es la que debe alimentar nuestra ilusión.

Santa Fe, que viene demostrando jerarquía a nivel internacional, dejando en el camino a equipos colombianos como Millonarios y Deportivo Cali, deberá salir con la mentalidad de que está a un paso de salvar el año, un 2018 que hasta ahora lo deja sin cupo a torneos internacionales el próximo año, la única oportunidad de volver a una copa Libertadores – sería la sexta de manera consecutiva- es ganando la Sudamericana, no existe otra.

Es por eso que los 11 leones que esta noche saldrán al campo de juego necesitan de toda la hinchada, es hoy cuando más los seguidores del primer campeón nos debemos hacer sentir. Que si el equipo juega bonito, que no gusta su esquema defensivo, que no se le ve trabajo al técnico… ¡qué importa! Estamos muy cerca de volver a enorgullecernos de nuestro equipo, de representar al país en el continente y, por qué no, volver a Japón.

Hace unas semanas era difícil imaginar que volveríamos a estar en estas instancias, tal y como ocurrió hace 3 años – noviembre de 2015- cuando jugamos la semifinal con Sportivo Luqueño de Paraguay. En aquella ocasión el equipo carecía de goles, y los que hacía eran gracias a los defensas que se convirtieron en delanteros. Hoy, gracias a Dios, Morelo, nuestro ídolo, está enchufado y quiere más, quiere junto con Luis Manuel Seijas y ‘Rufay’, volver a llevar a Santa Fe a lo más alto del fútbol internacional.

Esta noche el Nemesio, nuestra casa, debe teñirse de rojo, sí, habrá una tribuna para la hinchada visitante y debemos vivir esta fiesta en paz, respetando al rival,  pero más allá de eso el ‘león’ de Bogotá debe salir a comer ‘tiburón’. Como sea hay que ganar y no recibir goles. En Barranquilla nos espera un partido complicadísimo.

Querido hincha: esta noche tú y yo tenemos una cita con la historia, el equipo nos necesita. Qué lindo sería volver a representar a Colombia en una final. ¡Vamos a soñar más fuerte!

Dato: somos el único equipo colombiano que ha ganado la Sudamericana, si Junior avanza a la final y la gana…

Por: Juan Carlos Vásquez