Gracias a la cirugía micrográfica de Mohs por congelación, médicos del Hospital de Kennedy, extirparon un cáncer de piel maligno en la frente de Germán Boada, un paciente de 65 años, quien se recupera de manera satisfactoria.

Germán Boada llegó al Hospital luego de haber sido intervenido en dos ocasiones en una entidad privada sin resultados positivos y donde ya le habían diagnosticado el cáncer de piel maligno.

Luego de ser valorado por el Hospital de Kennedy, los médicos le confirmaron el diagnóstico al paciente, para luego explicarle en qué consistía el procedimiento. Posteriormente le programaron la intervención quirúrgica.

“Según los especialistas es una enfermedad que se fue formando con los años debido a mi exposición al sol, pues desde muy joven trabajaba en cultivos de algodón y solamente me protegía con una cachucha o un sombrero”, manifestó Germán Boada.

¿En qué consiste la cirugía micrográfica de Mohs por congelación?

Es un tratamiento del cáncer cutáneo agresivo bajo control microscópico, en la cual se reseca el tumor tanto en los márgenes laterales como en los profundos, los cuales son estudiados por patólogos para eliminar cualquier señal del cáncer.

“Posteriormente se hace la reconstrucción inmediata de la parte afectada en una intervención que puede durar de 3 a 4 horas. El paciente sale con la resección completa del cáncer y reconstruido en la parte afectada”, explicó Michel Faizal, cirujano dermatólogo y oncólogo del Hospital de Kennedy.

Lea también: Así puede realizar la técnica de reanimación pulmonar para salvar vidas

El Hospital de Kennedy es la única entidad pública en el Distrito que practica este tipo de cirugías, de la cual se han beneficiado más de 150 pacientes.