Tarek William Saab, fiscal general de Venezuela, informó que les fueron imputados cargos a los dos funcionarios de la Policía de Táchira que dejaron ciego a un joven de 16 años durante una protesta por falta de gas.

El pasado 1 de julio, durante la manifestación en la ciudad de Táriba, municipio de Cárdenas, el joven identificado como Rufo Chacón recibió más de 50 disparos de perdigón en la cara, lo que ocasionó que perdiera sus dos ojos.

Javier Useche Blanco y Henry Ramírez Hernández fueron acusados por los delitos de homicidio calificado con alevosía y motivos fútiles en grado de frustración, uso indebido de arma orgánica y trato cruel.

De acuerdo al fiscal, la imputación se debe a la "acción desproporcionada de ambos funcionarios" en contra de Chacón.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

"El Ministerio Público garantiza que ambos funcionarios serán severamente sancionados ante la violación de derechos humanos cometida en contra del adolescente y su hermano de 14 años, quien también fuese lesionado en dicha concentración”, dijo Saab en su cuenta de Twitter.