En Texas, Estados Unidos, ahora es posible asistir al cine en compañía de su mascota. La compañía de cinemas K9 adecuó un espacio cerrado en el que las personas podrán llevar a sus perros sin ningún problema.

En este lugar se proyectan películas que no son de estreno, pues si llega a ver algún ladrido o un animal se pone inquieto no hay necesidad de que el dueño se pierda ningún detalle del filme. Dentro del cine no hay discriminación ya que se tiene como filosofía que el perro se comporta según como lo traten.

El costo de la entrada es de doce dólares por persona y cinco dólares por mascota. Para poder ingresar al cinema solo hay que seguir tres reglas:

  1. Recoger todo el desorden que su mascota realice.
  2. Pueden entrar máximo dos perros por cada usuario.
  3. La mascota debe contar con todas las vacunas correspondientes y un sistema de aseo adecuado.

El cinema cuenta también con una barra libre de licores, también un lugar donde podrán comprar golosinas para las mascotas, entre ellas croquetas de perro, mantequilla de maní especial para los animales y crema blanca.

Sin embargo, Bogotá no se queda atrás, ya que actualmente la ciudad cuenta con más de 200 lugares amigables con las mascotas, ente ellos, centros comerciales y restaurantes, así como un cine alternativo en la localidad de Teusaquillo donde se permite la entrada de perros.