Bogotá tiene una nueva estación de monitoreo de calidad del aire. El campus del Politécnico Grancolombiano inauguró el centro de estudio que pretende conocer y examinar la contaminación del oriente de la ciudad.

Más de 3 años tardó el trabajo de docentes y estudiantes de ingeniería, diseño e innovación para dar inicio a esta estación de monitoreo.

"Lo importante de la estación es que está ubicada en los cerros orientales y de esa forma permite ser un punto de inicio y punto de partida para empezar a construir una red ambiental", aseguró Iván Cabeza, profesor de ingeniería del Politécnico Grancolombiano.

Algunas de las tareas que tienen los sensores es medir la presión atmosférica y la calidad del aire.

"Está certificada esta estación, pero además lo que vamos a medir, esencialmente, son:  temperatura, humedad, dirección del viento, potencial fotovoltaico, etcétera. Todos los indicadores sobre la calidad del medio ambiente", explicó Rafael García, decano de la Escuela de Ingeniería del Politécnico Grancolombiano.

Le puede interesar: Cerca de 300 buses de TransMilenio serán chatarrizados

Esta sería la primera estación de monitoreo en los cerros orientales. Un proyecto que pretende ampliar su cobertura durante los próximos años.

"Se podrán tener datos suficientes para realizar actividades de capacitación enfocadas en energías renovables para la reducción de gases de efecto invernaderos", agregó Cabeza.

Además, el decano destacó la importancia de este primer nodo que permitirá monitorear la calidad del aire en la capital:

"Es el primer nodo de una gran red de estaciones de monitoreo que nos permitirán, entonces, tomar las medidas completas en la capital", puntualizó García.

Asimismo, en Bogotá, el Distrito tiene instaladas 13 estaciones de monitoreo fijas y una móvil.

Por: Lina Caro