575 kilos de marihuana avaluados en 350 millones de pesos fueron incautados por la Policía Metropolitana de Bogotá en la localidad de Antonio Nariño.

El cargamento ingresó a la ciudad en un vehículo proveniente de Cali y, según las autoridades, esta sustancia sería distribuida en las denominadas "ollas" del suroriente de la capital.

Le puede interesar: Testigos afirman que vivienda que explotó en el occidente de Bogotá vendía pólvora

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

La fachada para camuflar la droga era agua: "genera algún tipo de sospecha porque estaba aparentemente abandonado, al verificar su contenido y la carga que tenía, nos encontramos que es agua, algo que es poco usual que se transporte en un vehículo de esta manera", señaló el coronel Javier Martín, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.

El vehículo había llegado al barrio Restrepo donde fue interceptado por la Policía:

"Logramos establecer que momentos antes habían cargado parte de la mercancía en una bodega cercana al lugar donde se encontró, y se logra que la Fiscalía emita una orden de allanamiento", afirmó el coronel.

Según las autoridades, la droga venía para ser distribuida en el centro y en el sur de la ciudad.

"En lo corrido del año ya son más de 2 toneladas de alucinógenos, de marihuana, especialmente, que se han sacado de las calles", destacó el coronel.

Asimismo, Jairo García, secretario de seguridad, señaló que este operativo es un golpe a las finanzas de estas bandas criminales: "Este es un resultado que afecta las finanzas de estas organizaciones criminales y lo importante es que nos permite continuar con la investigación y seguramente vamos a tener resultados muy pronto frente a los responsables de la comercialización de esta droga en Bogotá".

Este operativo tiene un impacto especial en los entornos de los colegios.

"Hay que recordar que el año pasado se desestructuraron alrededor de 400 organizaciones criminales, la mayoría asociadas al tráfico estupefacientes, y continuamos con este ejercicio de prevención, control e investigación para que nuestros niños no se vean afectados ", aseguró el secretario.

Este ha sido el cargamento decomisado más grande de este año.

Por: Diana Alvarado