En el segundo día de presentación de pruebas por parte de la Fiscalía en el juicio que se adelanta contra Catalina y Francisco Uribe Noguera, hermanos de Rafael, confeso asesino de la niña Yuliana Samboní, uno de los investigadores del caso indicó que del teléfono móvil de Catalina se hallaron 43 llamadas entrantes y salientes, antes y después del crimen, que sucedió el 4 de diciembre del 2016.

El celular de Francisco Uribe también presentó una actividad intensa el día del asesinato de la pequeña Yuliana. Si bien el contenido de las llamadas realizadas no ha sido conocido, el ente investigador envió los celulares a una agencia de inteligencia en Estados Unidos, con el fin de buscar más evidencia, porque se maneja la hipótesis de que los hermanos de Rafael tuvieron la intención de destruir y ocultar información para desviar la investigación.

Por: Alexander Garzón.