El Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC) atacó la base aérea militar Al Assad en Irak, una instalación operada conjuntamente por fuerzas estadounidenses e iraquíes, con decenas de misiles.

"En la Operación Mártir Soleimani en las primeras horas del miércoles, decenas de misiles tierra-tierra fueron disparados contra la base estadounidense y golpearon con éxito la Base Ain al-Assad", aseguró la IRGC en un comunicado oficial.

"Este bombardeo de bases estadounidenses es simplemente el comienzo de una serie de ataques de venganza sin fecha límite", agregó el comunicado de la IRGC.

"Advertimos a todos los países aliados de Estados Unidos que si se lanzan ataques desde bases en sus países contra Irán, serán blanco de represalias militares", agregó.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Pocos minutos después, la Agencia de Noticias Tasnim de Irán anunció una segunda ola de ataques con misiles contra las fuerzas estadounidenses en Irak.

La agencia de noticias iraní Fars calificó el lanzamiento de los misiles contra la base aérea de Al Assad como "una fuerte venganza" en una publicación de Twitter.

No hay informes de víctimas hasta el momento.

Por su parte, el Ejército de Estados Unidos confirmó que seis misiles impactaron en la base.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, dijo: "Somos conscientes de los informes de ataques contra instalaciones estadounidenses en Irak. El presidente ha sido informado y está monitoreando la situación de cerca y consultando con su equipo de seguridad nacional".

Los ataques se dan en medio de las crecientes tensiones entre Teherán y EEUU, luego del ataque estadounidense que causó la muerte de Qasem Soleimani, jefe de las Brigadas Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán.

El ataque marcó un nuevo punto en las ya deterioradas relaciones entre ambas naciones, que se vieron afectadas desde que el presidente Donald Trump retiró unilateralmente a Washington del histórico acuerdo nuclear firmado entre Irán y los cinco miembros permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, más la UE y Alemania.

El líder supremo iraní Ali Jamenei, quien otorgó el mayor honor del país a Soleimani el año pasado, prometió "represalias severas" en respuesta a su asesinato.

Trump dijo el sábado que si alguna represalia iraní ataca objetivos o intereses estadounidenses, EEUU tiene identificadas 52 (que representan a los 52 rehenes estadounidenses tomados por Irán hace muchos años) localizaciones iraníes que "atacará muy rápido y muy fuerte", algunos de muy alto nivel e importantes para Irán y la cultura iraní, y esos objetivos, y el propio Irán.

"Se les permite matar a nuestra gente. Se les permite torturar y mutilar a nuestra gente. Se les permite usar bombas en la carretera y hacer estallar a nuestra gente. ¿Y no se nos permite tocar sus sitios culturales? No funciona de esa manera", dijo el mandatario estadounidense.

Anadolu.