Iván Márquez estaba citado a la JEP para rendir su versión ante la sala de reconocimiento por los casos de secuestro. Sin embargo, no llegó y es la segunda vez que le incumple a la JEP.

Márquez se suponía que en un principio debía presentarse el 14 de marzo, pero su defensa alegó que no asistiría por motivos de seguridad, por lo que el encuentro fue aplazado para hoy, 2 de mayo.

Esta vez, los motivos para no asistir se basan también en falta de garantías en materia de seguridad. Según su abogada, han aparecido nuevas y muy graves agresiones físicas y amenazas en contra de la vida e integridad física de distintos integrantes de su familia.

Lea también: La desconcertante carta de Iván Márquez y el Paisa

Ante esta ausencia, la JEP le dio tres días hábiles a Márquez para presentar de manera formal con la debida argumentación y evidencia detallada la justificación de su inasistencia.

Varios sectores comentan hoy que es absurdo que Márquez critique, que ni la JEP, ni el país, han reconocido su voluntad de paz, pero ante estos hechos, pareciera que esto pierde todo tipo de validez.

Por: Laura Anzola