En la localidad de Bosa hay un grupo de jóvenes que está dando de qué hablar, no solo por su baile si no por la forma de resignificar el ser afro a través de la autoeducación, conozcamos a la agrupación Quijana.

La Fundación artística y cultura Quijana nació hace más de cuatro años. Su nombre significa en nigeriano "De la juventud". Fue creada por jóvenes para aquellos que buscan en la danza, en la música y en el canto una salida de estabilidad y de arraigo cultural.

Desde sus inicios en esta Fundación hacen danza, música, teatro, etnoeducación, resignificación de lo que son los saberes de las particularidades afro en la localidad de Bosa.

"Cuando llegué aquí a Bogotá me encontré con una sociedad racista, una sociedad que discrimina y es muy difícil estar rodeado de tu comunidad afro y llegar a un lugar donde eres un completo desconocido y que te juzguen por tu color de piel", sostuvo Diego Carabali, fundador de la Fundación.

Los jóvenes en este lugar hacen un recorrido por los ritmos del pacifico colombiano y de África pues los usos y costumbres de este continente alimentaron la cultura afro.

¿Cómo aporta el trabajo que hace la Fundación a los otros jóvenes que viven en la localidad?

Estar en Quijana promueve a que nazca el interés de rescatar las músicas, las danzas, las particularidades del pacífico que, en una ciudad tan grande como Bogotá, es muy difícil de encontrar.

"Pienso que aquel que no retribuye a su sociedad o a su comunidad está en un vacío, pero también me voy mucho a las condiciones de lo que es estar en Bogotá sin un empleo, sin muchas cosas, entonces ven en la danza algo que te llena el espíritu, es como volver a nacer y volverse a reencontrar con nuestra comunidad", afirmó Diego

Con esta Fundación los jóvenes afro en Bogotá resignifican la música afrodescendiente del mundo.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.