Como este martes es el día para reflexionar sobre la prevención del suicidio, la Organización Mundial de la Salud advierte que hay cerca de 300'000.000 de personas sufriendo de este trastorno. En Colombia más de 2.000 personas se suicidaron en 2018, de las cuales 267 eran menores de edad.

Los cuadros depresivos que llevan al suicido pueden detectarse a través de algunos  síntomas específicos.

"Un cambio brusco en los hábitos alimenticios, bajar y subir de peso sin estar haciendo ninguna dieta, una pérdida o sueño profundo, un llanto constante", afirmó Demis Certuche, psicólogo de la Fundación Universitaria San Martín.

En lo que va de este año, más de 1.400 colombianos se han suicidado, aunque existen varias causas, estás son las más comunes.

"Entre ellos encontramos unas pérdidas por separación, pérdidas de empleo, todos los cuadros se ven exacerbados cuando una persona por ejemplo consume sustancias psicoactivas, alcohol, drogas. Puede que están reportados que aumentan el número de casos de suicidio", aseguró el psicólogo.

Por eso, la importancia de estar atento para ayudar a las personas que estén pasando por esta situación.

"El primer respondiente en este caso siempre son los familiares por lo general son los familiares o las redes de apoyo las que ven que algo está pasando en un paciente en un consultante", dijo Demis Certuche.

Bogotá es la ciudad con mayor número de suicidios, 70 % cometidos por cuadros depresivos.

Lea también: Casi la mitad del país padece de trastornos mentales, según estudio

"La mayoría de los casos de los jóvenes precisamente es por no contar con redes de apoyo, y existe un número alto en estos casos reportados por una combinación entre sustancias psicoactivas y estados depresivos", agregó el psicólogo.

La mejor manera de superarlo es buscar un profesional, es decir, un experto en salud mental.

Por: Laura Ruiz