Por ahí dicen que las ideas se hacen más grandes cuando las compartes con alguien, o también que “dos cabezas piensan mejor que una”, y eso se debe principalmente a que cuando trabajamos en equipo sumando fuerzas, podemos crear cosas increíbles y comprobar que la vida es #MejorEnParche.

Este mes en #eurekaTuCanal vamos a hablar de un tema muy bacano: el poder colectivo transformador, y por eso tendremos el estreno de Pisando fuerte, una serie en la que conocerás iniciativas lideradas por chicxs como tú, que han sumado sus esfuerzos para trabajar por diversas causas de sus comunidades.

Para conocer un poco más sobre cómo se hizo esta serie, tuvimos una entrevista con Claudia Bautista (CB), realizadora de cine y televisión colombiana, que ha trabajado en todo tipo de proyectos audiovisuales y esta vez asumió el increíble reto de ser la directora de este proyecto que ahora podrás ver en nuestras pantallas.

¡Mira el especial web de Pisando fuerte!

El diseño

Primero quisimos saber de dónde había surgido el nombre y fue maravilloso entender que desde su origen se trató de una creación colectiva:

CB: “El nombre de la serie lo escogieron entre todos los personajes que participaron, e incluso algunos chicos y chicas que fueron parte del proceso de formación, pero no fueron parte del equipo de ocho colectivos que finalmente conforman los capítulos. Muchos de ellos propusieron nombres, los íbamos presentando con todos los demás, todxs votaron y el resultado fue una elección democrática”.

Luego le preguntamos a Claudia cómo fue el proceso para hacer una serie en la que lxs jóvenes pudieran explorar su poder para transformar el mundo, contado a partir de sus propias experiencias:

CB: “Era importantísimo exaltar el poder que tienen los jóvenes para transformar el mundo. Necesitábamos encontrar personas que fueran conscientes de eso, que encarnaran esa idea de poner manos a la obra, de no hablar tanto y hacer para cambiar. En este caso en particular nos interesa mucho el poder, la colectividad de la gente joven, y básicamente en torno a eso surgió el diseño, que desde un comienzo planteó la idea de que nuestros protagonistas tenían que ser parte del desarrollo del contenido, cosa que aparentemente genera algunas dificultades pero en realidad es fabuloso.

Entonces hubo una primera fase en la que nosotros planteamos eso como una especie de premisa. Sabíamos que queríamos dar un mensaje optimista, que los personajes que iban a participar en nuestra serie enfrentan un montón de dificultades, pero son gente que no pierde la esperanza. Tienen una fuerza enorme y el poder que le da pertenecer a un grupo que lxs cobija, protege y les da la motivación para intentar cambiar cosas. 

La estructura de la serie apunta a un modelo como de arco dramático clásico, que suele estar aplicado más a la ficción. Pero está aplicado aquí en una serie de no ficción con personas del mundo real. En ese sentido, sí sabíamos que la estructura tenía que funcionar de esa manera, llegar a un punto en el que la emoción de nuestros personajes y por supuesto de la audiencia se viera satisfecha.

De ahí en adelante lo que hicimos fue trabajar en talleres de formación audiovisual que empezaron un poco por esto, por explicar esa estructura, y para nosotros como equipo de realización, esta es una de las experiencias más emotivas, poderosas y formadoras que hemos podido tener en mucho tiempo”.

El proyecto contó con la participación de dos investigadoras, quienes se encargaron de encontrar a más de 40 colectivos y grupos en Bogotá, es decir un gran número de chicxs con unas ganas inmensas de trabajar para cambiar el mundo, y aunque quisiéramos que todxs hicieran parte de Pisando fuerte, se trabajó con 13 grupos en los talleres y de esos 8 fueron los parches protagonistas de cada capítulo. 

CB: “Las investigadoras elaboraron informes sencillos y concretos sobre los cuarenta colectivos y empezamos aproximarnos, agrupando de acuerdo a los objetivos. Eran reuniones en las que discutíamos sobre cada uno, y al final nos tocó votar para elegir democráticamente”.

Un factor muy importante dentro de Pisando fuerte fue que lxs chicxs hicieron parte del diseño que fue desde el nombre de la serie, hasta la manera en la que eran contadas las historias por ellxs mismxs, y por supuesto también decidieron cuál era la emoción que querían imprimirle, algo que se ve muy bien reflejado en cada capítulo.

CB: Lxs chicxs que protagonizan esta serie sin duda tienen muchas dificultades en su vida cotidiana y han superado un montón de escollos para lograr lo que quieren. Lo más interesante de ese proceso de creación colectiva es que todxs ellxs estuvieron de acuerdo en que hay que resaltar lo positivo, y eso fue un reto interesantísimo porque tenemos estructuras mentales muy rígidas en torno a eso. La mayoría de estas personas que van a conocer en esta serie nos recordaron que está bueno ser optimista y la estructura de la serie está impregnada en ese optimismo que les caracteriza.

Hay varias secciones de los capítulos en las que lxs personajes se graban entre sí, se preguntan cosas entre ellxs utilizando celulares, porque nos parecía que la charla íntima entre amigos es mucho más poderosa”.

El manual de autorrepresentación: Eurekrea, videos poderosos 

La autorrepresentación es básicamente la manera en la que nos representamos a nosotrxs mismxs para mostrarnos frente al mundo, y es algo que hacemos casi a diario, y más aún con las redes sociales y las plataformas digitales, en las que todo el mundo puede generar contenido, como lo explicó Claudia.

CB: “Tiene mucho que ver esta idea de la autorrepresentación con lo que los dispositivos móviles trajeron a nuestras vidas. Soy creyente fervorosa del audiovisual como herramienta disponible para el mundo entero. Quiero que el celular no sea solamente una herramienta para consumir contenidos, sino para crear y compartir con el mundo la visión de cada persona. Y esto para mí es particularmente importante cuando trabajo con niñxs y jóvenes, la mirada del mundo que tienen las personas que están empezando a vivir es importantísima, y ha sido ignorada porque nuestra cultura tiende a ser adultocentrista, a imponer y no consultar la opinión ni el pensamiento de lxs más jóvenes, y por eso para esta serie a mi me resultó de vital importancia hacer los talleres”.

Para poder cumplir con esa premisa de autorrepresentación, la realización de la serie contó con  una herramienta (que tú también puedes ver y utilizar cuando quieras), en la que lxs chicxs encontraban explicaciones sencillas y ejemplos para aprender a grabarse a sí mismxs con los principios básicos del lenguaje audiovisual. Este fue el insumo necesario para que, a través de un taller para cada colectivo de los finalistas, se empezara a trabajar en la manera en la que las historias serían contadas.

CB: “Se creó manual con conceptos básicos como los tamaños de plano, cuáles son los movimientos, cómo hacer para registrar bien el sonido con su celular, qué hacer cuando el vídeo es vertical, cómo hacer contenidos en horizontal para aprovechar mejor el cuadro… En fin, quisimos hacer una herramienta que estuviera en la red y que todas estas personas que asisitieran a nuestros talleres lo pudieran revisar antes.

El diseño de los talleres planteaba dos cosas muy importantes, la primera era poder establecer un vínculo emocional, afectivo, de amistad con los personajes, así que todos empezaban con conversaciones donde tratábamos de hablar primero de lo que queríamos contar y hacer juntos. Pensamos siempre en dos palabras que eran poder y unión, y en torno a ellas dibujamos y escribimos. Desde ese momento empezamos a aprender cosas unxs de otrxs, y en la segunda parte entrábamos manos a la obra, aprendiendo a usar el celular para contar lo que queremos contar de una forma linda. Nos divertimos un montón en los talleres, la pasamos buenísimo”.

El aprendizaje

Para finalizar quisimos conocer para Claudia qué representa, después de toda esta experiencia, el poder colectivo transformador que tienen los jóvenes y qué se van a encontrar al ver Pisando fuerte.

CB: “Encuentro que todas estas chicas y chicos tienen en común la capacidad de comprender la diferencia y encontrar siempre algo que les une. Esta generación y las personas que hacen parte de esta serie tienen una conciencia increíble de que el hecho de que tengamos algo en común, no quiere decir que debamos ser homogéneos. Creo que el poder para cambiar el mundo que pueden tener lxs jóvenes, radica precisamente en aprovechar la diversidad para emprender caminos comunes, trabajar por una meta conjunta sin homogeneizar, sino integrando las diferencias de cada persona que participa en esos procesos.

Creo que lxs chicxs  se van a inspirar un montón para que esa idea que han pensado que es un poquito cursi, difícil de lograr o demasiado optimista vuelva a ser un motor de vida. Creo que cada capítulo de Pisando fuerte es una fuente de inspiración para no abandonar los sueños, porque hay un montón de gente sencilla, como cualquiera de nosotros, que hace cosas todos los días por lograr sus sueños, y van logrando de a poquitos cada una de sus metas porque así es que se cambia el mundo haciéndole de a poquitos. Eso es lo que van a encontrar en pisando fuerte, gente poderosísima convencida de lo que cree, capaz de respetar las diferencias, de aprovechar las cualidades de cada persona para lograr objetivos comunes y hacer del mundo un lugar mejor”.

Ahora para finalizar te dejamos esta invitación de Claudia, para que tú y todo tu parche vean Pisando fuerte y se inspiren a seguir luchando por esas ideas, sueños o proyectos, porque a la hora de cambiar el mundo es #MejorEnParche.

Horarios en la franja parche eureka: 

En eureka TDT: 

  • Lunes a viernes  6:00 y 8:00 p.m. 
  • Sábados y domingos 12:00 y 8:00 p.m.

En Capital:

  • Lunes a viernes  4:00, 6:00 y 9:00 p.m.
  • Sábados a domingos  12:30 p.m.

Streaming

  • www.eurekatucanal.com

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.