La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) informó que en dos días del segundo proceso de exhumación en el cementerio Las Mercedes, del municipio antioqueño de Dabeiba (occidente), fueron hallados 10 cuerpos de personas que habrían sido presentadas ilegítimamente como dadas de baja en combate por parte de agentes del Estado, delito conocido como los “falsos positivos”.

Según detalló la JEP en un comunicado, este martes fueron encontrados siete cuerpos más. Se suman a otros tres encontrados el lunes gracias a información suministrada por un testigo y cotejada por antropólogos y funcionarios de la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP.

“Dentro de los hallazgos sobresalen los cuerpos de un menor de edad y los cuerpos de dos hombres jóvenes que fueron inhumados de manera ilegal con botas. El cráneo de uno de ellos tiene una herida de arma de fuego y 3 proyectiles”, señala la nota de prensa.

La entidad indicó que los trabajos en el cementerio se complementaron con una jornada de acreditación de víctimas de desaparición forzada por parte de las desmovilizadas Farc y de “falsos positivos” de la fuerza pública.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

A su vez, el Instituto de Medicina Legal continuó con la toma de muestras de ADN y entrevistas con familiares de personas dadas por desaparecidas en el marco del conflicto armado colombiano. Hasta este martes, más de 20 personas se acreditaron y se les tomaron pruebas de ADN.

El proceso de exhumación en el cementerio Las Mercedes se realiza dentro del caso 3 de la JEP, sobre “falsos positivos”, y dentro del estudio de las medidas cautelares de 18 lugares del país donde estarían los cuerpos de personas desaparecidas.

Lea también Últimos líderes de las Farc iniciaron presentación en la Comisión de la Verdad

Los hallazgos serán entregados al Instituto de Medicina Legal. Entre tanto, este lunes la JEP entregó los restos a sus familiares del joven Edison Lexander Lezcano Hurtado, cuyos restos habían sido exhumados del cementerio de este municipio en una diligencia realizada por la Jurisdicción en diciembre pasado.

Lezcano tenía 23 años de edad, era padre de tres hijos y se desempeñaba como agricultor en zona rural de Dabeiba cuando fue asesinado, presuntamente por integrantes del Ejército Nacional.La entrega se realizó en el parque principal del pueblo.

A mediados de diciembre del año pasado, la JEP informó que investigaba el presunto hallazgo de los restos humanos de al menos 50 "falsos positivos".

La indagación surgió luego de que un exintegrante del Ejército hiciera una declaración ante la JEP donde afirmó que tenía conocimiento de muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate en el municipio antioqueño.

Un informe de la organización Human Rights Everywhere, presentado en noviembre pasado, indicó que en el país hay registradas 80.472 desapariciones forzadas.

Con información de la Agencia Anadolu