Sin todavía si quiera saber que se convertiría en uno de los médicos legistas más importantes de Colombia en el siglo XXI, el doctor Pedro Morales recuerda que cuando tenía 11 años, por primera vez, vio a un hombre muerto; ocurrió en Málaga, Santander, su pueblo natal.

Su padre era el médico del pueblo, quien operó a la señora que había quedado herida y le salvó la vida

El recuerdo más nítido que tiene el doctor Morales es la pregunta que aquella remota tarde su padre formuló, "¿qué le habrá pasado a ese mozo?, probablemente se quedó sin dinero, se desesperó, ¿qué le habrá sucedido?".

Es la misma pregunta que el doctor se hizo durante los casi 30 años que trabajó como patólogo en el Instituto de Medicina Legal en Colombia, ante los innumerables suicidas y víctimas de masacres o de asesinatos a los que tuvo que practicarles autopsias. 

Aquí el informe completo:

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.