Foto: EFE

A los 60 años ha fallecido Diego Armando Maradona, quien fue catalogado como el mejor jugador de la historia del fútbol moderno. Según declara la prensa argentina, murió por un paro cardiorrespiratorio y debido a este hecho, dicho país decretó tres días de duelo nacional.

Murió Maradona, el ídolo de toda una generación, el que desde pequeño soñó con ponerse la camiseta de Boca, el que conquistó Nápoles con goles y lo sacó campeón de Europa, quien con esa mano hizo vibrar a Argentina y convirtió el fútbol en un argumento político y social cuando Inglaterra le declaraba la guerra a su país por las Malvinas.

Nació el 30 de octubre de 1960 en Lanús Oeste, provincia de Buenos Aires, fue de cuna humilde y el fútbol fue su salida para tener una vida más digna, él debutó en el fútbol a los 15 años con Argentinos Juniors y de ahí despegó al club de sus amores: Boca Juniors, con el que fue campeón en 1981.

Dejó su amado país para irse a jugar a España con el Barcelona, allí logró tres títulos y dio el salto a Italia donde se consagró y se consolidó como un grande.

En Nápoli sus goles encantaron y la división del norte y el sur se evidenció con más veras, pues el mejor del mundo de esa época sacó campeón al Gli Azzurri dos veces de la serie A, de la copa de Italia, de la Supercopa y fue campeón de Europa.

Con la Selección fue un fenómeno, Pelusa vistió la albiceleste desde 1977 hasta 1994 y allí tuvo 116 actuaciones, anotando 48 goles y logrando 55 asistencias.

Sus momentos más memorables fueron:

  • La famosa mano de Dios en el mundial de México en 1986 y la segunda Copa del Mundo para Argentina ese mismo año.
  • Las semifinales de Italia en 1990 cuando enfrentó a los locales en la que era su casa por entonces y una frase que le partió el corazón a todos los hinchas del Nápoli.
  • Dirigió a Argentina en Sudáfrica en el 2010, estuvo en Emiratos Árabes y en México.

Hubo una vida que nunca pudo esconder y que no fue ajena a las cámaras, a los medios y a quienes lo querían, las drogas, las demandas de paternidad y los escándalos por temas políticos fueron constantes desde que se retiró hasta que llegó a ser director técnico y con el paso del tiempo su deteriorada salud fue más evidente por los excesos.

A inicios del mes de noviembre, un cuadro de anemia y deshidratación lo dejaron en el hospital, donde además fue intervenido. Pero este 25 de noviembre, cerca de las 12:00 p.m. de Argentina, Diego se tomó uno de sus medicamentos, se acostó a dormir y no volvió a despertar.

A sus 60 años, El Pibe de Oro, El Cebollita colgó los guayos y se despidió de este mundo. Paz en la tumba de Diego Armando Maradona Franco.

Aquí el informe completo:

 

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.