Michael Jackson, quien nació en Indiana en 1958, es sin duda uno de los artistas más recordados en la historia del mundo musical.

Su deceso, el 25 de junio del 2009, fue una trágica noticia para sus fans, quienes esperaban verlo de nuevo en los escenarios luego de una congelada carrera durante la época de los 2000.

Fue un artista promesa desde temprana edad, integrando la banda familiar llamada "The Jackson Brothers” y luego "The Jackson 5”. De esta época se destacan canciones como "I Want You Back" y  "Blame It on the Boogie", en las que ya se notaba la prodigiosa voz de Michael.

Le puede interesar: El rock sigue de luto: se confirma la causa de la muerte de André Matos, fundador de Angra

Por causa de este trabajo grupal y el cambio de casa disquera, durante los años 70, se abrieron más puertas por lo que comenzó la época de oro para el rey del pop al grabar "Off The Wall”. A esto siguió el éxito número uno en listas: "Don't stop 'til you get enough".

Primer grammy, nuevas canciones en el top 10 del hot 100 de Billboard: todo esto se podría llamar como los mejores años de Michael Jackson, quien continuó rompiendo records con su canción Thriller en 1982 y su icónico video, dándole paso a nuevas formas de producir audiovisuales musicales.

Conciertos, hits, obras benéficas cantando incluso para el pueblo africano y Michael Jackson seguía cosechando éxitos. Sin embargo, a raíz de su primer escándalo, en 1993, la carrera musical comenzó a estancarse, sin dejar de trabajar en proyectos.

Para 2009, el artista había prometido volver a los escenarios y retomar su trono del pop. Sin embargo, semanas antes de su concierto de regreso, se confirmó su muerte. Aún así, después de su deceso se han publicado nuevas canciones, la más recordada: "This is It”, primer disco póstumo.

Diez años después, la música de Michael Jackson sigue en vigencia. Su legado, su música e historia sigue latente. 

Por: Cultura y entretenimiento