Jorge Rodríguez, ministro para la Comunicación y la Información del gobierno de Nicolás Maduro, aseguró que en Colombia se fraguó un plan para realizar ataques con explosivos en diferentes puntos de Caracas, Venezuela.

El funcionario dio la declaración en la noche del pasado sábado en un programa de televisión oficial. Según él, el gobierno de Iván Duque convirtió la política colombiana en una amenaza para la tranquilidad de Venezuela. “¿Dónde está la agresión? ¿Dónde huele mal? En el gobierno de Colombia”, dijo Jorge Rodríguez.

El ministro aseguró que existía un plan organizado desde Colombia, para “matar a miles de personas” desde el 17 hasta el 29 de agosto.

“Miembros del poder popular se percataron de que había unas bolsas de carácter sospechoso arrojadas en la sede del Faes en la parroquia Sucre del municipio Libertador”, en Caracas, aseguró el ministro, quien añadió que dentro de las bolsas se encontraron “aparatos explosivos” que “intentaron ser detonados”.

Rodríguez dijo que el pasado 29 de agosto las autoridades capturaron a una persona con doble nacionalidad a quien acusan de terrorismo y de haber estado involucrado con un plan para plantar explosivos en el Palacio de Justicia de Caracas.

El funcionario dijo que en Colombia hay tres campamentos donde se entrenan “más de 200 personas para acciones paramilitares, terroristas, de asesinatos selectivos y de agresión” en la frontera colombo-venezolana. Afirmó que este plan está liderado por el opositor Cliver Alcalá con el apoyo del presidente colombiano Iván Duque.