Muchos se preguntaron por qué Antanas Mockus volvió al Congreso después de que el Consejo de Estado le anulara su elección. En la votación para las objeciones de la JEP, un solo voto hacía la diferencia y el profesor pudo volver porque la sentencia del Consejo de Estado aún no está ejecutoriada.

Mockus no había vuelto al Congreso porque creía que después de la sentencia quedaba inhabilitado inmediatamente. El martes 30 de abril no asistió a la plenaria que quedó enredada por un solo voto, porque el denominado sector “propaz” logró 47 votos, pero la mesa directiva consideró que la mayoría requerida debía ser de 48.

Lea también: Objeciones a la JEP quedan en manos de la Corte Constitucional

La oposición se puso a estudiar detenidamente la sentencia del Consejo de Estado y descubrieron que en realidad Mockus sí puede asistir y votar en el Congreso, hasta que llegue su reemplazo. Es decir, la solicitud de medida cautelar es improcedente porque la sentencia que anuló su elección no está en ejecución todavía, por lo que Mockus, puede cumplir con sus deberes de congresista hasta que los límites legales se lo permitan.

La oposición estuvo muy molesta porque el secretario, la mesa directiva y el presidente del Senado, debieron corroborar esta información para determinar si Mockus podía o no, desde un principio, hacer parte de las votaciones.