morcilla

La morcilla o rellena es un un embutido de sangre de cerdo que se ha constituido en una de las preparaciones más tradicionales y apetecibles de la gastronomía colombiana.

Aunque la base de la morcilla es la sangre coagulada de cerdo, también se incluyen ingredientes como arroz, cebolla y manteca de cerdo, entre otros. Su forma de preparación varía de acuerdo con la región, pero normalmente todos los ingredientes se mezclan y se introducen en el intestino o “tripa” de este mismo animal para ser cocinada y posteriormente sofreída.

Se cree que el origen de este tradicional platillo se remonta a la Grecia antigua y que de ahí se extendió a diferentes países del mundo como España, en donde hay cerca de cinco tipos diferentes de morcilla.

Luego, en la época de la Conquista, los españoles trajeron este producto a América, en donde aún se consume en diferentes países como Argentina, México, Uruguay, Venezuela y por supuesto Colombia.

En nuestro país la morcilla se consume en todas las regiones, sin embargo es particularmente popular en Santander, el altiplano cundiboyacense y Antioquia.

En este último departamento se realiza el tradicional concurso de la Mejor Morcilla Envigadeña, el cual premia las mejores preparaciones por su sabor, consistencia, olor y proceso de elaboración.

¿Quién no ha disfrutado en Colombia de una deliciosa morcilla en la fritanga cundiboyacense, la bandeja paisa, los asados criollos o acompañada por una arepa de maíz? Opine en nuestras redes sociales.

Lea también: Gallina criolla: el tradicional manjar que se resiste a desaparecer