Juan David Sánchez, de 23 años, falleció en confusos hechos luego de que fuera alcanzado por el disparo de un policía tras no detenerse en un retén cerca del portal Américas, en la localidad de Kennedy.

Según las autoridades, el patrullero que accionó su arma de dotación actuó en defensa propia al ver que el parrillero que iba con Juan David hizo un movimiento extraño con una de sus manos.

“No hay derecho de que me le hayan quitado la vida a mi hijo, no hay derecho”, asegura Ofelia Bermúdez, mamá de Juan David, y agregó que su hijo no se detuvo en el retén porque tenía el Soat vencido.

La hermana de Juan David fue una de las primeras en llegar a lugar de los hechos, junto al portal Américas.

“En la avenida Tintal con Villavicencio les hacen el pare los agentes del cuadrante. Ellos no paran, siguen derecho. Cuando iban llegando a la Cali con Villavicencio es cuando les disparan. Juan David cae aproximadamente, o pues, se desgonza aproximadamente una cuadra más adelante”, indicó Eliana Sánchez, hermana de la víctima.

La policía tiene su versión de lo sucedido:

“Observan que viene una moto de color oscuro, ellos le hacen el pare, pero hace caso omiso, por el cual inician la persecución”, narró el coronel Ricardo Bustos, comandante de la Policía de Kennedy.

Cuenta el oficial que unos metros adelante se hizo un trancón y el patrullero se bajó de la moto para acercarse y hablarles en voz de mando a Juan David y a su acompañante.

“El policía manifiesta que al parecer en esta situación, una de las personas que iba en la moto hace como una acción como de esgrimir un arma de fuego. Por tal motivo, el policía pues reacciona y acciona su arma”, agregó el coronel Bustos.

Sin embargo, la familia del fallecido descarta esta versión.

“No. Eso es una mentira. Pues, lo que a mí me dijo el abogado es que él pudo hablar con la persona que iba atrás de parrillero y lo que él nos dice es que era imposible porque él llevaba un galón de gasolina a un lado, y al otro lado llevaba unas herramientas que mi hermano necesitaba. (…) Es imposible que vaya a hacer un amague teniendo las manos ocupadas”, aseguró la hermana de Juan David.

El parrillero tenía una orden de captura, asegura el coronel Bustos. Mientras tanto, la mamá de Juan David pide que el caso sea investigado.

La investigación fue asumida por el CTI.

Por: Alexander Garzón