Este viernes, el ciclista colombiano Nairo Quintana, quien también es embajador de buena voluntad del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), se unió a la iniciativa que adelanta este organismo junto con la agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR) y se convirtió en un "Súper Pana", como parte de la campaña del mismo nombre que busca abordar la xenofobia y promover la solidaridad y empatía entre la población colombiana y venezolana.

Un día antes de llevar a cabo la segunda versión de la carrera Gran Fondo de Nairo Quintana en Villa de Leyva, Boyacá, el ciclista anunció que haría parte del proyecto 'Súper Panas' en un conversatorio organizado por Unicef y ACNUR para más de 500 niños de varios colegios del departamento.

En el evento, Quintana aseguró sentirse feliz y honrado de pertenecer a esta iniciativa, pues en su trayectoria profesional ha tenido que vivir en diferentes partes y afirma que no siempre es fácil sentirse cómodo en un ambiente extraño, por lo que sugirió que en estos casos las personas deberían imitar el comportamiento de los boyacenses: "Extenderles la mano con un sumercé y darles la bienvenida".

Acompañados de una actividad lúdica y con la transmisión del primer programa de la serie "Amigos sin Fronteras", que será emitido en el canal Señal Colombia, Quintana y los equipos de las agencias de Naciones Unidas se integraron con los cientos de niños y niñas presentes.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

La iniciativa "Súper Panas" nació a finales de 2017 y busca entender las formas en que se pueden manifestar actos de xenofobia, así como establecer cuál es la manera adecuada de actuar para contrarrestar estos actos de odio y sus consecuencias.

Durante una rueda de prensa que se ofreció después del evento, el ciclista agradeció la invitación para ser parte de esta iniciativa y celebró el hecho de que se realicen este tipo de eventos en su departamento.

También habló desde su experiencia personal, ya que entiende el miedo a la no aceptación de un migrante que llega a un lugar nuevo, haciendo referencia a la decisión que tomó al abandonar el equipo Movistar, con el que había trabajado durante ocho años, para hacer parte de Arkea Samsic.

Rosalie Fournier, jefe de relaciones exteriores de ACNUR en Colombia, explicó en declaraciones a la Agencia Anadolu que "cuando hay un flujo importante de refugiados, desafortunadamente, suelen presentarse manifestaciones de xenofobia en los países de acogida", y agregó que la agencia empezó a trabajar en esta campaña contra la xenofobia a finales de 2017, cuando la población venezolana dio inicio a un gran flujo migratorio.

El objetivo de la iniciativa básicamente consiste en dialogar con ambas partes (locales y migrantes) para prevenir y combatir la xenofobia.

Para ella, en ese sentido, los niños son actores de cambio y pueden ser parte de la solución contra los actos de xenofobia. Fournier indicó que "ellos a veces hablan con sus padres para decir: "Cuidado, estás generalizando una situación que no es para todos los venezolanos'".

Fournier destacó los cuatro pilares de "Súper Panas", que son: mantener la calma, no generalizar, ponerse en los pies del otro y finalmente entender que la "xenofobia no es un juego, puede tener consecuencias importantes, graves como el bullying, agresiones, puede llegar hasta a homicidios, desafortunadamente".

Por: Agencia Anadolu