¿Conoce al Negro Chivas, personaje icónico de Bogotá?

Juan Coquín, a quien con el tiempo se le conocería como El Negro Chivas, llegó a Bogotá a principios del siglo XX desde Chocó para estudiar derecho.

Él era un hombre de contextura fuerte, muy alto y con una apariencia imponente. Vivía  en una pequeña y humilde pensión en el centro de Bogotá. Se le reconocía también por ser de pocas palabras.

Un día recibió una carta en la que le comunicaban que sus padres habían muerto en un accidente; lleno de impotencia y dolor, Chivas empezó a perder el juicio y la razón por no poder viajar a su ciudad y despedirse de ellos.

Las cosas para El Negro empeoraron cuando, sin tener manutención de sus padres y abandonar la universidad, se enteró que el amor que había dejado en el Chocó, su prometida, se había escapado con otro hombre al que apodaban “as de oros”.

Su desquicio había llegado a tal punto que empezó a deambular por las calles que rodean a la Plaza de Bolívar y la Plaza de las Nieves, lugares que también visitaba Margarita Villaquirá, más conocida como la Loca Margarita.

Chivas y Margarita se volvieron amigos y pasaban tardes enteras hablando de la vida social y política de la época.

La locura de Chivas lo llevó a contemplar por largas horas y todos los días la luz del sol. Dicen que con el paso del tiempo sus ojos empezaron a desorbitarse y su globo ocular se tornó rojo e hizo que sus lágrimas se secaran.

El Negro Chivas terminó su vida sobreviviendo gracias a las monedas que le dejaban los transeúntes en un tarrito.

Conoce más de su historia en la nueva serie la Loca Margarita de Canal Capital, que estará disponible por TV y plataformas digitales desde el próximo 18 de febrero a las 9:30 p.m.

Lea también: ¿Quién fue Rafael Uribe Uribe?