Agencia Anadolu

En horas de la mañana, el presidente estadounidense Donald Trump se manifestó desde la Casa Blanca sobre el bombardeo que sufrió una base aérea en Irak. De acuerdo con las declaraciones del mandatario, ningún estadounidense resultó herido y la siguiente acción contra el régimen iraní por parte de su país será una sanción económica.

“La gente americana debe estar extremadamente agradecida y feliz. Ningún americano resultó herido en el ataque de anoche por el régimen iraní. No sufrimos bajas, todos nuestros soldados están a salvo y el daño ha sido mínimo a nuestra base militar. Nuestras grandes fuerzas americanas están preparadas para todo", indicó el presidente Trump. 

Acto seguido, se refirió a lo que ha significado para las fuerzas militares de Irán los golpes que ha sufrido por parte del ejército de EE. UU., incluyendo la caída del comandante Qassem Soleimani: "Irán parece estar debilitándose, lo cual es algo bueno para todas las partes involucradas y algo muy bueno para el mundo". 

Posteriormente, indicó que el régimen de la nación árabe representaba un peligro para el pueblo norteamericano debido a su papel en la formación y apoyo a grupos terroristas: "Las naciones han soportado la destructiva y desestabilizadora conducta de Irán por mucho. Esos días se acabaron. Irán ha sido el principal promotor del terrorismo y del uso de armas nucleares, amenazando el mundo civilizado. No permitiremos que eso ocurra", dijo el mandatario. 

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

De esta manera, anunció que el próximo paso en lo que el a denominado una lucha para impedir la guerra, será la imposición de fuertes sanciones económica contra irán:

"Mientras continuamos evaluando las acciones para responder a la agresión iraní, los Estados Unidos impondrá un castigo económico al régimen iraní. Estas poderosas sanciones continuarán hasta que Irán cambie su conducta", enfatizó el presidente Donald Trump.