Iván Duque, desde el taller Construyendo País, que se realizó en Barichara, Santander, hizo un llamado a los colombianos a construir juntos y a no dejar que incendien la nación. El mensaje se da días antes de llevarse a cabo el paro nacional del 21 de noviembre.

Para el mandatario, 15 meses de su Gobierno ha puesto a la equidad y la justicia social como la principal bandera de su administración. Se refirió a las voces que están llamando a incendiar la sociedad, y sostuvo que no es a través de la violencia como se logran las transformaciones sociales.

"Es por eso que hoy, cuando escuchamos voces que están llamando a incendiar la sociedad, a que haya pugnacidad entre los colombianos, que están tratando de hacer llamados inclusive a que sea a través de la violencia como se expresan las angustias, tenemos que pararnos firmes como sociedad, ponernos la mano en el corazón y reconocer que no es a través de la violencia, que no es a través de las agresiones, como logramos las transformaciones sociales", subrayó.

Para el presidente, "algunos quieren decirle a Colombia que es a través de la violencia como vamos a manifestar la urgencia de tener más acciones", y agregó que "son muchas las necesidades acumuladas a través del tiempo y es nuestra necesidad salir atenderlas, pero el hecho de que haya necesidades no justifica que algunos quieran llamar a la violencia o llamar a la protesta violenta".

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Al enfatizar que "la protesta pacífica es un derecho constitucional", Duque rechazó que "traten de promover un incendio de la sociedad", utilizando falacias.

En este sentido, el Mandatario calificó de "mentiras" y desvirtuó las versiones sobre que su Gobierno busca afectar las pensiones, las condiciones laborales de los trabajadores, el salario mínimo, los ingresos de los jóvenes o la Paz con Legalidad en los territorios.

Al confrontar estas mentiras con las realidades de los avances de su Gobierno, el Mandatario reiteró su llamado a la reflexión. "Reflexionemos por un instante como país y demonos cuenta de que es unidos, pensando en más Colombia, como nosotros podemos resolver las diferencias", dijo.

"Dejemos esa idea de que el que gana las elecciones es el enemigo de los que perdieron las elecciones, y entonces los que perdieron tienen que salir a trabarle todas las iniciativas al otro. ¡No más! Esa no es la Colombia que queremos, esa no es la Colombia por la lo que queremos trabajar", reiteró.

"¿Cuál es el sentido de seguir alimentando esos sentimientos?", se preguntó el Mandatario y aseveró: "¡No más! Pensemos, por un instante, que sí, que sí hay muchas legítimas preocupaciones de la sociedad, pero tenemos que resolverlas es con las propuestas en el diálogo fraterno, en la discusión en el Congreso, en la discusión presupuestal, que nosotros lo podemos hacer en estos ejercicios correctivos en los territorios", explicó.

En su intervención, el Jefe de Estado consideró que las diferencias políticas en Colombia deben zanjarse en democracia y con los instrumentos colectivos e institucionales de los que disponemos, sin recurrir a la violencia.

“Yo quiero hacer ese llamado: algunos dicen, en las redes, que hagamos lo mismo que pasó en otros lugares de América Latina e incendiemos aquí y allá. Se pregunta uno: qué gran torpeza, porque, ¿cómo se promueve el empleo? ¿Quemando los lugares de trabajo? ¿Cómo se defiende la movilidad? ¿Incendiando los sistemas de transporte que benefician a los más vulnerables de la sociedad?

Y puntualizó: "No dejemos que el odio lo siembren en Colombia; no dejemos que hagan llamados a la violencia, al vandalismo, al pillaje. Entendamos sí el clamor de quienes quieren plantear sus ideas en democracia, porque eso es legítimo. Pero tengamos claro que la institucionalidad, como un todo, tiene que unirse para invitar a los colombianos a que esa (la violencia) no sea la forma en la que nos expresamos. Colombia no es así, no ha sido así y no debe ser jamás así".

Con información de Kien y Ke