• Más de 2.000 puntos han señalizado con el fin de disminuir la accidentalidad en Bogotá.
  • Programa Visión Cero logró dar prioridad a los peatones y delimitar vías de los vehículos.

Con el fin de reducir los accidentes que involucran peatones y ciclistas, la administración del alcalde Enrique Peñalosa, continúa con el plan Visión Cero, que consiste en poner nuevas señales de tránsito en zonas escolares y residenciales de la ciudad, para reducir la velocidad de los vehículos que transitan por esas zonas.

Son más de 2.000 puntos en las 20 localidades que la Alcaldía ha señalizado con el fin de disminuir la accidentalidad en la ciudad. Los trabajos consisten en poner algunas demarcaciones horizontales y verticales para identificar el espacio de los vehículos, el de los peatones y ciclistas.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Anteriormente la calle 77 con carrera tercera era una enorme intersección sin ninguna clase de señalización, los peatones peligraban y los vehículos excedían los límites de velocidad. Dentro del programa Visión Cero de la Secretaría de Movilidad se logró dar prioridad a los peatones y delimitar las vías de los vehículos con estas señalizaciones.

“Se ha logrado canalizar el ancho de los carriles mucho más pequeños, de manera que los conductores se vean obligados a circular a la velocidad que está designada que es de máximo 30 km/h", dijo Darío Hidalgo, experto en movilidad del Instituto de Recursos Mundiales.

Esta vía tenía una señalización normal que indicaba el límite de velocidad, la cual no cumplía con el objetivo, pues los vehículos no respetaban la señal y pasaban con exceso de velocidad causando accidentes.

“Señalizar adecuadamente las cebras, poner bandas de agregado, poner reductores de velocidad, poner estoperoles que hacen sonar cuando el conductor va circulando y lo hacen sentir que debe ir mucho más despacio”, agregó el experto en movilidad.

El plan Visión Cero que realiza la Secretaría de Movilidad, continuará evaluando las vías de alta accidentalidad con el fin de instalar elementos de reducción y creando espacios remanentes con diseños únicos que permitan el disfrute y la seguridad del peatón.

Por: Alejandra Parrado