Luego de 5 años de investigación, la Fiscalía General de la Nación espera tomar decisiones frente a la responsabilidad por parte de funcionarios de la administración del exalcalde Samuel Moreno Rojas, quienes posiblemente habrían solicitado coimas por temas de contratación.

Canal Capítal conoció que la Fiscalía va tras la huella de la adjudicación de las zonas de operación de los buses del SITP, pues según testimonios de varios de los implicados en el cartel de la contratación de Bogotá, a las empresas que buscaban quedarse con al menos una zona se les pedía un millón de dólares de comisión.

Recientemente el veedor Juan Carlos Calderón España solicitó al ente investigador que relacionara el estado de las investigaciones contra las personas implicadas en el caso. Por su parte, la Fiscalía respondió con un documento en donde aparecen los nombres de Fernando Álvarez, secretario de Movilidad de la época, Fernando Páez, exgerente de TransMilenio y el exviceministro de Transporte Javier Hernández, gerente estructurador del SITP.

Al menos 15 exfuncionarios más estarían implicados en la estructuración y adjudicación de la licitación que hoy tiene a la ciudad en un caos total por las deficiencias en la operación.

Lo curioso es que antes de la adjudicación la empresa KPMG a través de un estudio que le costó al Distrito cerca de 1.500 millones de pesos, alertó sobre el incumplimiento de la mayoría de los oferentes en los requisitos, situación que confirmó la Procuraduría General de la Nación en su momento.

CANAL CAPITAL SOMOS TUS OJOS EN BOGOTÁ