Con el fin de garantizar una mayor seguridad y mejor convivencia, la Alcaldía Mayor implementó el sistema biométrico en el Estadio El Campín.

A través de nuevos dispositivos móviles, uniformados de la Policía verificarán la huella dactilar de los asistentes para saber si registran antecedentes judiciales o tienen órdenes de captura. Si aparecen con cuentas judiciales pendientes, no se les permitirá el ingreso y serán detenidos.

Previo a la decisión adoptada por la Alcaldía Mayor, se hicieron pruebas con el sistema biométrico en el Estadio emblema de los bogotanos.

"Hoy, estamos presentando los resultados de un piloto que iniciamos el fin de semana pasado, pero que se va a seguir consolidando. Un trabajo en equipo con nuestra Policía Metropolitana, con el Idrd, con el Idepac, en el cual involucra la plen identificación de las personas que están ingresando al Estadio. a través de un dispositivo denominado PDA  (Personal Digital Assistant)", aseguró Jairo García, secretario de Seguridad.

Le puede interesar: Los 23 convocados de la Selección Colombia para la Copa América

La comparación biométrica de la huella dactilar es cotejada con las bases de datos de la Registraduría Nacional para identificar y verificar, a través del sistema APOLO de la Policía, si una persona tiene antecedentes judiciales u órdenes de captura vigentes.

Si las registra, no se le permite la entrada al Estadio y es puesta a disposición de las autoridades competentes.

"Aquí lo que se requiere en comienzo es la cédula de ciudadanía. El código de barras permite identificar si la cédula es verdadera o si no. La huella dactilar, que es el sistema de orden lógico que nos permite la identificación penal a la persona, ya el sistema arroja el cruce de datos y la habilitación si corresponde a esta, y si no es así, pues se tomarán las medidas", indicó el coronel Hernán Meneses, jefe jurídico de la Policía Metropolitana de Bogotá.

Bogotá es la primera ciudad en el país en implementar este sistema de manera permanente para los partidos de fútbol.

"Todo esto obedece a una estrategia que pidió el alcalde Enrique Peñalosa desde que llegamos a la Administración. Lo primero era mejorar el Estadio, recuerden cómo estaba. Hemos invertido cerca de 3.000 millones de pesos en el escenario, el escenario más icónico de los bogotanos, como ustedes ven, y además preparándonos para la Copa América", explicó Orlando Molano, director del Idrd.

Según datos oficiales, en los últimos tres años en la capital se ha reducido la violencia asociada al fútbol en un 57 %.

Por: Carolina Beltrán