Las objeciones a la JEP ya fueron radicadas en la Corte Constitucional, y el estudio para determinar si la votación que se realizó en el Senado es mayoritaria o no para hundir las objeciones, ya empezó.

Mientras esto se tramita, avanza otro de los temas que más le urge trabajar al Gobierno que es el de proteger a los líderes sociales y a los excombatientes. A la fecha se han registrado 91 muertes a desmovilizados de las Farc y 26 de sus familiares.

Le puede interesar: Gloria María Borrero saldría del Ministerio de Justicia

Asimismo, es importante entender en qué van los desmovilizados, y cómo van sus procesos, pues en últimas los excombatientes son la base del Acuerdo.

Para finales de marzo de este año la oficina del Alto Comisionado para la Paz tenía acreditados 13.010 excombatientes que están siendo atendidos para su reinserción económica y social. De estos, 3.479 están todavía en los espacios territoriales de capacitación y 8.459 viven ya fuera de estos. Los 1.072 restantes podrían haber abandonado el proceso, o simplemente permanecen en el anonimato porque no se conoce su paradero.

Es en este grupo, precisamente, en el que recaen las principales preocupaciones porque las probabilidades de que reincidan o ingresen a otra banda criminal son muy altas.

Por: Laura Anzola.