La Secretaría de Movilidad, la Policía de Tránsito y los Escuadrones Móviles Antidisturbios de la Policía (ESMAD), realizaron un operativo para controlar los piques ilegales en la zona industrial de Montevideo, dejando como saldo 65 inmovilizaciones, 115 comparendos físicos y cuatro fotocomparendos.

El operativo sorprendió a una gran cantidad de conductores, que con sus vehículos habían cerrado varias calles alrededor de la zona, sobre la calle 21 A con Carrera 69 B, para realizar de manera clandestina piques ilegales.

Este dispositivo de control se realizó entre las 10 de la noche del jueves y las de 2 de la madrugada del viernes, para lo que se dispuso de 100 unidades de tránsito, una cuadrilla del ESMAD y 33 grúas planchones, que permitieron controlar y sancionar los comportamientos ilegales.

“Lo que se busca con estos operativos es preservar la vida tanto de quienes se dan cita para competir en plenas vías de la ciudad, como de todos los actores viales cuya vida se pone en riesgo en cada competencia”, aseguró Juan Pablo Bocarejo, secretario de Movilidad.

Durante el operativo de control no se presentó ninguna alteración de orden público. La inspección, realización de comparendos y las respectivas inmovilizaciones se realizaron cumpliendo con los protocolos establecidos y amparados en las infracciones que contempla el Código Nacional de Tránsito.  Los vehículos inmovilizados fueron llevados al parqueadero de Álamos.

Las carreras de vehículos clandestinas se presentan en las localidades de Usaquén, Chapinero, Bosa, Kennedy, Engativá, Suba, Barrios Unidos, Teusaquillo, Antonio Nariño y Puente Aranda.

Los segmentos viales donde más se ha identificado la actividad de piques Ilegales son Av. Américas con Carrera 53; Autopista Sur por Calle 151; Carrera 63 por Calle 60; Avenida Boyacá por Calle 170 y Calle 26 con Carrera 29.

Las autoridades de tránsito han podido establecer que estos grupos que realizan carreras clandestinas, se reúnen de forma permanente los días jueves en la noche.

Las autoridades de tránsito continuarán realizando operativos de control a pirques ilegales en las vías de Bogotá y alertando a los conductores de estos vehículos sobre los peligros de exceder el límite de velocidad, no solo por los riesgos que representan para ellos sino para todos los actores viales.