La Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia ordenó medida de aseguramiento para el suspendido magistrado Gustavo Malo por su presunta participación en el Cartel de la Toga.

El veredicto se anunció en plena audiencia después de que la Sala resolviera que el magistrado representa un riesgo para el avance del proceso que actualmente cursa en su contra.

Esta sería una detención preventiva mientras avanza el juicio de Malo por el escándalo de corrupción conocido como el cartel de la toga, en el que el magistrado presuntamente habría recibido dinero por parte de congresistas investigados para favorecerlos en sus procesos.

Malo es procesado por los delitos de concierto para delinquir, prevaricato por acción, prevaricato por omisión, cohecho propio y utilización de asunto sometido a reserva.