La Corte Constitucional llevará a cabo una audiencia pública el próximo 8 de agosto en la cual escuchará varios puntos de vista que le permitan decidir si los animales deben tener los mismos derechos de las personas.

Esto a raíz del caso del oso de anteojos "Chucho", quien fue trasladado de la Reserva de Río Blanco, en la ciudad de Manizales, al Zoológico de Barranquilla en junio de 2017.

Este caso se volvió muy reconocido a nivel nacional, pues un ciudadano instauró un habeas corpus, (derecho de todo detenido a ser conducido ante un juez o tribunal para que este decida sobre la legalidad de la detención, según la RAE), para que un juez decidiera regresar a "Chucho" a su hábitat natural.

Lo curioso del caso es que este mecanismo es usado únicamente para personas, y esta vez fue interpuesto a favor del animal por considerar que se encontraba en una situación de “cautiverio permanente”.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Este procedimiento jurídico fue negado en primera instancia, pero concedido en segunda, favorablemente el 26 de julio de 2017 por la Sala de Casación Civil de la Corte Suprema de Justicia, para garantizar los derechos de "Chucho".

Lea también: Animales silvestres se dejan ver en las cámaras de Parques Nacionales Naturales

Sin embargo, este fallo a favor del animal fue reversado cuando la Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla instauró una acción de tutela, que revocó el habeas corpus que ordenaba regresar a "Chucho" a su hábitat natural, pues este tipo de procedimientos jurídicos no son aplicables a los animales.

Por esta razón, la Corte Constitucional realizará una audiencia pública el próximo mes, con el fin de que esta se pueda ilustrar con diferentes puntos de vista relacionados con el empleo de acciones constitucionales para garantizar la protección de los animales.