No todo fue caos y disturbios en las marchas estudiantiles del jueves. Miles de jóvenes protestaron pacíficamente utilizando pancartas, entonando arengas y realizando diferentes actividades artísticas. Un equipo de Capital Noticias acompañó la marcha que partió desde la Universidad Nacional y llegó a la calle 100.

Lea también: Vandalismo y desmanes se apoderaron de Bogotá en medio de manifestaciones

Fueron dos grandes marchas. Una partió de la Universidad Pedagógica y llegó al centro de la ciudad por toda la avenida Caracas. La segunda inició en la Universidad Nacional. Cerca de 5.000 personas marcharon por la carrera 30, tomaron la autopista Norte y llegaron a la calle 100.

Un río de estudiantes ocupó las vías por donde transitaban miles de vehículos a diario, exigiendo mejor educación y oponiéndose a la Ley de Financiamiento.

Las pancartas, los mensajes y las arengas fueron los protagonistas de una marcha que en su mayoría fue pacífica. Hubo tiempo hasta del acto de resistencia, en el que los estudiantes se detienen y salen a correr.

Las expresiones artísticas tampoco faltaron, los manifestantes bailaron utilizando coreografías y se treparon de los puentes peatonales con telas, ante la admiración de propios y extraños.

Los juegos pirotécnicos también adornaron el cielo bogotano en la noche de manifestaciones, junto con la linterna de los celulares que contrastaba con las luces de los carros que transitaban por las vías aledañas.

A pesar del trancón y la espera, muchos conductores y usuarios de TransMilenio manifestaron su apoyo a los estudiantes, que una vez más se tomaron las calles de la capital del país para hacer sentir su voz.

Por: Ángel Aguilar.