En Opina Bogotá el tema de análisis con Rodrigo Rivera, Alto Comisionado para la Paz, fue para dónde va la paz con las Farc y el Eln, aclarando las dudas que han surgido y el paso a seguir para lograr una paz definitiva en Colombia.

“El Gobierno tiene una mentalidad de Estado Social de Derecho. Del otro lado, el Eln sigue anclado a conceptos del marxismo. Acoplar esas mentalidades no es tan fácil”, dijo Rivera y explicó que las posiciones entre el Gobierno y el Eln lograron acercarse en temas sustantivos.

Rodrigo Rivera, aseguró como Alto Comisionado para la Paz que los diálogos con el Eln fueron muy constructivos y actualmente hay un texto de los mínimos para tener un alto al fuego y las hostilidades.

Además, explicó que el Eln no ha querido aceptar que haya un cese al fuego con separación y concentración de fuerzas “quieren conservar su movilidad y es muy riesgoso”, aclaró Rivera quien asegura que con diálogo se puede lograr un acuerdo con el Eln.

En cuanto al acuerdo de paz con las Farc, Rodrigo Rivera aseguró que el compromiso de pagarle  al Gobierno a excombatientes de las Farc una prima básica de normalización se está cumpliendo.

“El Gobierno mantiene los espacios de capacitación para la reincorporación de los excombatientes de las Farc, hasta por dos años”, dijo Rivera y además, aseguró que se consiguió que la cooperación internacional ayude para proyectos de autoabastecimiento, con cierto rigor técnico, para que excombatientes aprendan trabajando.

Rodrigo Rivera explicó que el compromiso es a que a excombatiente de las Farc se le otorguen ocho millones de pesos para proyectos productivos “hoy ya hay 17 proyectos productivos aprobados a excombatientes de las Farc”.

Además, comunicó que a partir del 16 de agosto los excombatientes de las Farc ya pueden entrar y salir de las zonas veredales. “Hemos visto líderes de Farc que estaban acostumbrados a una disciplina de fusiles, y la gente se les fue de las zonas veredales. Otros líderes son ordenados con los trámites y les llegaron más excombatientes a reincorporarse”, explicó el funcionario.

“Las Farc nunca volverán a existir”

Rivera aseguró que las Farc nunca volverán a existir, y afirmó que el promedio internacional es del 15 o 20 % de disidencias residuales después de un proceso de paz. Es ingenuo pensar que no iba a pasar.

“Las disidencias son delincuentes sin motivaciones políticas, que no acogieron un proceso de paz tan garantista como el de las Farc”, explicó Rivera y dijo que ya son 13.000 excombatientes de las Farc acreditados, afiliados en sistema de salud, recibiendo escolarización y ayuda del Estado.

870 personas de las disidencias de las Farc se han desmovilizado individualmente ante el Ministerio de Defensa, según los datos que dio en Opina Bogotá, Rivera así mismo dijo que “en el primer año del proceso de paz con las AUC, 700 exmiembros de los paramilitares fueron asesinados”.

Rivera manifestó que la paz implicó sacrificios y costos, muy pequeños en comparación con los beneficios que estamos viviendo hoy. Las Farc aceptó ser condenada, algo que no pasó con el M – 19 o el Quintín Lame.

“La decisión de permitir hacer política a las Farc fue difícil, pero éticamente correcta, porque permitió acabarlos como guerrilla. Es muy sencillo decir que nos faltó firmeza en la negociación con las Farc, pero era el momento de decidir”, manifestó el Alto Comisionado para la Paz.

La JEP como solución

“La justicia de la JEP es para el cierre del conflicto. Lo que le damos a las Farc se lo damos también a otros actores del conflicto, incluidos los militares, es una puesta que aceptó la Corte, el Congreso y la comunidad internacional. Si la acaban, entrarían actores como la Corte Penal Internacional”, explicó Rivera.

Además aseguró que de Iván Márquez tenemos reportes de preocupación por la seguridad. Operativos militares en la zona de Miravalle han generado suspicacias “la captura de Santrich fue una prueba de fuego para el proceso de paz. Demuestra que no fue un acuerdo de impunidad”, manifestó Rivera y explicó como, esa captura derrumbó muchos mitos y permitió demostrar que el nuestro es un Estado Social de Derecho.

En cuanto a los retos los retos, Rivera aseguró que el mayor desafío que tiene el proceso de paz es el de la reconciliación y este será más fácil para el presidente Duque que para Santos.