monserrate separa parejas
Foto de: Alcaldía de Bogotá

Debido a los cientos de comentarios que recibió la nota publicada hace varios días en este medio: “¿Monserrate separa a las parejas? Esta y otras famosas leyendas urbanas de Bogotá”, decidimos hacer una nueva versión con las voces de algunos usuarios de nuestras redes sociales que se le midieron a contar la historia de desamor que protagonizaron luego de subir el conocido cerro de Monserrate.

Cierto o no, personas como Javier Miranda, Marla Natalia Sánchez y Fanory Trujillo dicen creer en este mito. Aquí sus historias. 

Cuando la abuela de Javier Miranda* aún vivía, le solía decir a sus nietos que era de mal agüero subir el cerro de Monserrate con la pareja, pues era ruptura segura. 

Miranda no creyó en el supuesto poder que tenía esta creencia hasta que lo vivió en carne propia. Corría el año 2012 cuando el joven decidió subir con su novia de entonces, Camila López*, para descubrir cómo se veía Bogotá, de noche, desde Monserrate.  

Lo que nunca imaginó Miranda era que un plan de fin de semana marcaría el principio del fin de su relación de siete años: “tiempo después de subir comenzaron las peleas, las discusiones y por eso decidimos terminar". 

El día que subieron la montaña, Miranda y López estaban felices, ilusionados porque llevaban a bendecir dos argollas de compromiso que habían comprado días antes. 

“Recuerdo que en esa época mi novia y yo estábamos muy animados, habíamos comprado dos argollas de plata e íbamos a aprovechar la visita al cerro para que el padre las bendijera”, relató Miranda. 

Y así fue. El padre que ese día se encontraba de turno en la basílica de Monserrate bendijo ambas sortijas y ellos continuaron su paseo por el conocido cerro, que anualmente reúne a cientos de turistas curiosos que suben a conocer este imponente espacio verde. 

“Nosotros alcanzamos a vivir juntos y hasta pensamos en casarnos y tener hijos, pero lastimosamente las cosas no se dieron”, contó Miranda. 

Lea también: ¿Monserrate separa a las parejas? Esta y otras famosas leyendas urbanas de Bogotá

Pero esta no es la única mujer que rompió con Miranda luego de subir el cerro de Monserrate. Años atrás, cuando estaba en el colegio y tenía 17 años, Miranda vivió algo similar. 

“En bachillerato tuve una novia con la que duré dos años, y ya lo habrá de suponer, todo se acabó una vez subimos el cerro”. 

Aunque Javier Miranda no sabe con precisión si subir esa montaña fue decisivo para que sus dos relaciones terminaran, está convencido de que “Monserrate esconde algo, no sé si un campo energético o un episodio muy importante, pero de que ahí hay algo, lo hay. A muchas personas les ha pasado y no creo que sea coincidencia”.

En la actualidad, López se encuentra casada y tiene un hijo. Por su parte, Miranda, está enfocado en su trabajo, pero no descarta darse una nueva oportunidad en el amor. 

*

“El mito es verdad”, sentencia la abogada Marla Natalia Sánchez, quien dice que Monserrate le arrebató al novio con el que duró tres años. 

“Lo conocí en la universidad, en el 2014, pero las cosas se acabaron en el 2017, tiempo después de subir el santuario”, relató. 

Tomar la decisión de visitar Monserrate fue difícil para ella, “cuando mi exnovio me propuso subir, le dije que no, que las parejas que subían allá se separaban, pero él no me creyó”, recordó. No obstante, ni siquiera esa predicción de Marla pudo con el destino. Este ya había echado sus cartas: a los cinco meses, Sánchez terminó con su pareja de aquel momento y cada uno siguió su camino. 

“Se presentaron muchas peleas, discusiones, y decidimos terminar, a pesar de que lo quise mucho”, expresó. 

Después de haber vivido ese experiencia, y ser protagonista de un mito que muchos creen que no tiene fundamento alguno, Sánchez tomó la decisión de no volver a subir el cerro con otro novio. 

“Más tarde tuve una pareja y me dijo que fuéramos a Monserrate. Yo le dije que no, que no subía, que hiciéramos otros planes, pero que ese no”, relató. 

Marla Natalia, siempre que tiene la oportunidad, le dice amigos y conocidos que suban solos el cerro de Monserrate porque, aunque no tenga la plena seguridad de que el mito sea real, "es mejor evitar la pena de un desamor". 

*

Aunque en la vida amorosa de Fanory Trujillo, odontóloga, el mito que se apuesta sobre Monserrate no ha causado estragos, este sí le rompió el corazón a su mamá y a su tía. Los exnovios de ambas mujeres se los “tragó la tierra” luego de subir el cerro más famoso de Bogotá. 

“Parece extraño, pero ellas perdieron todo rastro de esos señores. Nunca nadie volvió a saber de ellos, ni una carta, ni una llamada, ¡nada!”, comentó Trujillo. 

La mamá de esta odontóloga debió dejar Neiva, su ciudad natal, para radicarse en Bogotá por cuestiones laborales. Esta decisión también la separó del hombre que más quiso. 

“Mi mamá y su novio vivían juntos en Neiva. Él, en una de sus visitas a la capital, le dijo a mi mamá que quería conocer Monserrate. Después de subir, pasó algo, mi familia dejó de tener noticias de él, no dijo adiós, y eso que él amó mucho a mi mamá”, agregó Fanory Trujillo.

La tía de esta odontóloga vivió una situación similar con uno de sus novios. Ella vivía en Florencia, Caquetá, pero decidió radicarse en Bogotá por un tiempo porque su propósito era realizar un posgrado en docencia. 

“El novio de mi tía, también en una de sus visitas, subió a Monserrate. No sé qué pasó allá arriba pero ese hombre se espantó. También desapareció, como el novio de mi mamá, ni familiares ni nadie saben qué se hizo”, narró Trujillo. 

Tanto la mamá como la tía de Fanory Trujillo sufrieron mucho por la partida de sus dos amores. Por eso la mamá de esta joven es tan insistente sobre los riesgos de subir a Monserrate con un novio. 

“Precisamente el último novio que tuve me invitó a subir, pero yo le dije que no lo iba a hacer, que subiera él con sus papás. Luego me enteré de que él sí lo visitó con la nueva novia que tiene”, prosiguió. 

Aunque Fanory prefiere no dar una respuesta directa sobre si el mito de Monserrate es cierto o no, ella prefiere quedarse con la duda y no subir a averiguarlo. “Subiría con un amigo o con mi futuro esposo, pero jamás con un novio”, puntualizó. 

Canal Capital también buscó a una funcionaria de Monserrate para conocer la versión que ellos tienen sobre esta creencia.

“Alrededor de Monserrate, de generación en generación, se han ido tejiendo historias y leyendas. Esta puede tener más de 50 años porque nuestros abuelos son algunos de los principales generadores de este tipo de historias”, manifestó Alexandra Moreno, del área de Mercadeo y Comunicaciones de Monserrate. 

Según Moreno, la verdadera historia es que el Señor de Monserrate separar a aquellas parejas que no convienen, de lo contrario, las une para siempre.  

Moreno también dice ser un testimonio real de la verdadera historia que rodea al Señor de Monserrate: “Trabajo desde hace 13 años en esta compañía y llevo siete años felizmente casada. Todo se lo debo al Señor de Monserrate”, contó.  

Esta trabajadora, además, dijo que muchas de las placas que están en el santuario son de personas que agradecen al Señor de Monserrate una unión amorosa. 

“Son más las personas que nos llaman a agradecer porque encontraron al amor de su vida después de visitar el cerro que aquellas que dicen que lo perdieron. Yo he subido varias veces con mi esposo, y, como lo dije anteriormente, vivo muy feliz”, reiteró Alexandra Moreno.