paro de taxistas
Foto de: Anadolu

Insultos, agresiones, pinchazos, entre otros actos de vandalismo, fueron algunos de los comportamientos de taxistas que acompañaron la jornada de paro en la ciudad y terminaron empañándola. El motivo de la manifestación: el inconformismo con las aplicaciones móviles no reguladas.

Mientras que unos levantaban su voz para que el Gobierno los escuchara, otros, que decidieron trabajar, fueron blanco de sus propios compañeros.

"Apoyar a mis compañeros es bueno, pero de igual forma necesito trabajar, hay que trabajar", manifestó un taxista. 

Lea también: 18 vehículos vandalizados deja el paro de taxistas en Bogotá

Sin embargo, otros dijeron ser perseguidos por la Policía de Tránsito y Transporte: "la cuestión es la persecución que nos tienen en Movilidad por todo. imagínese que uno no puede entrar al baño porque sale y comparendo. Además que toca pagar mil o dos mil pesos en un baño, es injusto que nos persigan por todo, además de eso, las plataformas nos tienen jodidos". 

"Nos buscan para dañarnos, para hacernos comparendos que son ilegales, y lo de las aplicaciones nos tiene acabados", expresó otro de los manifestantes. 

La protesta, que inició a las cinco de la mañana, tuvo como destino la Procuraduría General de la Nación. Se estima que en la jornada participaron 1.500 conductores.

Por: Carolina Beltrán