Partido Farc

Los congresistas del partido Farc denunciaron que las oficinas que les asignaron en el Capitolio son demasiado pequeñas y que los muebles están viejos y deteriorados. Señalaron que son el único partido que no cuenta con el espacio necesario para poder trabajar.

La oficina 703B del nuevo edificio del Congreso es la que les pertenece y, según ellos, no es la que se merecen.

De acuerdo con Sandra Ramírez, senadora del partido, son 18 personas las que tienen que apretarse en esa pequeña oficina. Dice que no hay escritorios, materiales para trabajar ni corredores para pasar de un lado a otro.

Hombre partero por tradición familiar

¿Qué no caben los hombres en ciertos roles? Este partero busca que se revalúen las concepciones masculinas. Más historias en www.conexioncapital.co

Publicado por Canal Capital en Domingo, 16 de diciembre de 2018

Agregó que, como no tienen un espacio privado para recibir reuniones, si no les resuelven el problema cuanto antes, van a salir a los corredores del Congreso y van a montar allá sus propios escritorios.

La Secretaría General del Senado argumenta que el espacio para todos los senadores es apretado y que las oficinas del Partido Farc son más reducidas porque desde un principio no se contaba con un aumento de curules en el Senado.

Según Ramírez, ni siquiera en la montaña habían tenido unas condiciones tan precarias para trabajar.

Por: Laura Anzola