Un equipo del Instituto de Protección Animal de la Alcaldía de Bogotá, atendió dos perritas que, según denunció un ciudadano a la Línea 123, fueron lanzadas desde el puente de la Avenida Cali con calle 26.

El equipo las trasladó a un lugar donde se les practicó una serie de exámenes para evaluar el estado de salud en el que se encontraban.

En las radiografías se observó que ninguno de los dos animalitos presenta fracturas óseas, sin embargo, tienen heridas no atribuidas a caída de altura.

Ambas perritas están bajo el cuidado, la atención y el tratamiento del Instituto de Protección en la Unidad de Cuidado Animal.