Grafitis, el suelo afectado, vidrios del Palacio Arzobispal rotos, y turistas, comerciantes y ciudadanos indignados al ver tanto desastre, es el panorama que se vive este viernes en la Plaza de Bolívar, luego de la jornada de marchas que se llevó a cabo el jueves.

Estos actos por actos vandálicos fueron perpetrados por algunos encapuchados en lugares emblemáticos de la ciudad como la Plaza de Bolívar, la Catedral Primada de Colombia y el Palacio Arzobispal.

Diego Parra, subdirector de Protección e Intervención del Patrimonio, reveló que fueron afectados 325 m² de patrimonio y que restaurarlo tendrá un costo de 125 millones de pesos y más de un mes de trabajo.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Asimismo hizo un llamado para que durante las marchas que se tienen programadas para este primero de mayo, Día del Trabajo, se respete el patrimonio cultural

Durante las manifestaciones, varios uniformados de la Policía fueron blanco de los ataques que duraron tres horas y que incluyeron agresiones con ladrillos, piedras y grafitis, lo que provocó la Intervención del Esmad para dispersar a los jóvenes que intentaban quitar las vallas ubicadas frente al Palacio de Justicia.

https://www.instagram.com/p/Bwt_Z1Xhdjf/

Por su parte, el alcalde Enrique Peñalosa, durante una rueda de prensa en la Casa de Nariño,  destacó el respeto a la democracia y el buen comportamiento en general que tuvo la ciudadanía, al mismo tiempo que y rechazó los actos vandálicos que protagonizó una minoría durante la jornada de protestas.

El alcalde confirmó que durante las protestas fueron capturadas 17 personas que cometieron actos vandálicos y que serán judicializados, mientras que otras 16 personas fueron conducidas al Centro de Traslado por Protección - CTP.