La Corte Constitucional se refirió al artículo del Código de Policía, 140, numeral 16, con el que sanciona a quienes “promuevan” o “faciliten” el uso u ocupación del espacio público y aclaró que no podrán ser sancionados quienes compren una empanada en la calle.

De esta manera, los ciudadanos que compren cualquier tipo de alimentos en puestos ubicados en las calles no podrán ser multados.

Sin embargo, la Corte Constitucional dejó claro que esas sanciones solo deben ser para quienes promuevan estas ventas callejeras de forma masiva en espacio público.

“Seguidamente, la Corte, al definir sobre la facultad de las autoridades de Policía de imponer medidas correccionales a aquellas personas que adquieren productos o interactúan en los mercados informales en el espacio público, encuentra que la medida censurada admite una lectura conforme a la cual la conducta de quienes simplemente adquieren productos que se comercialicen de manera informal en el espacio público quede comprendida en el ámbito de la disposición”, dice el alto tribunal.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

El alto tribunal señala que esa lectura resulta “contraria a la Constitución porque implica censurar e imponer una consecuencia negativa a una actuación que se encuentra amparada por la confianza legítima que se predica, tanto de quienes han venido ejerciendo la actividad informal en el espacio público, como la de quienes adquieren el producto a partir de tal circunstancia”.

Polémica por comprar una empanada

Se han conocido varios casos en el país. La polémica inició cuando algunos ciudadanos fueron sancionados en diferentes ciudades del país por comprar alimentos en puestos ambulantes.

Uno de esos casos fue el de Stiven Claros, quien compró una empanada en La Castellana, en Bogotá, y por eso recibió una multa de 883.324 pesos.

El joven, para lograr una reducción del 50% del valor de la infracción, pagó dentro de los primeros cinco días hábiles 441.662 pesos, no obstante la inspección de la Policía, luego de un trámite en el que participó la Personería, ordenó que se le regresara el dinero.

Con información de Kienyke