La Superintendencia de Notariado y Registro reveló cifras que reflejan el aumento de divorcios en Colombia. El número de casos de separaciones pasa en 2017 de 23.053 a 23.422 en 2018.

La cantidad de matrimonios en Colombia se reducen y la cifra de divorcios aumenta. En Bogotá, durante el 2017, se realizaron 10.673 matrimonios, mientras que en el 2018, se produjeron 9.897.

 

¿Cuáles son las causales más frecuentes de divorcio?

Según Carolina Urrea, psicóloga, estas son las causas por las que una pareja decide divorciarse:

  • Proyectos de vida diferentes: cuando la pareja no logra ponerse de acuerdo en temas trascendentales de su futuro como temas de estudio o sus carreras profesionales.
  • Decisión de tener o no hijos: aunque este es un tema que debería ser acordado antes del matrimonio, muchos creen que a la hora de casarse su pareja va a cambiar de decisión ya sea de tener o no tener hijos. Así que, al no llegar a un acuerdo, la separación llega.
  • Cambio de ciudad: en los matrimonios a veces llega la propuesta de ascenso o beca para irse a vivir a otra ciudad, y aunque debe ser una decisión que se tome en pareja, la distancia juega un papel fundamental en la relación.
  • Situaciones de convivencia: aunque la mayoría afirma que cuando se casa se conoce a la pareja 100 % esto no suele ser cierto. Los hábitos de una persona en su vida diaria pueden generar molestia sin querer a la otra persona, y a pesar de intentar llegar a acuerdos para mejorar la convivencia, muchas veces no suele arreglarse y termina siendo un motivo de separación.
  • Temas económicos: para nadie es un secreto que la situación económica juega un papel importante en la relación. En Colombia, este suele ser uno de los mayores motivos de separación.
  • Manejo de licor y otras sustancias: cuando el alcohol desmedido llega a la relación, el amor pasa a un segundo plano y la pareja aunque intente ser el apoyo del otro, si no logra avanzar y mejorar, lo más probable es que un divorcio se aproxime.
  • Mala comunicación: el hablar con la pareja es clave para una relación sana, sin embargo, muchas personas se guardan lo que piensan o sienten por no herir al otro, porque le genera miedo o simplemente porque cree que no vale la pena. Sin embargo, este tipo de acciones hace que la paciencia se acabe y en algún momento explote y el divorcio sea la única salida.