Tras el polémico video de una joven bogotana que no recoge el excremento de su mascota en un lugar público, las redes sociales se inundaron con mensajes en contra del hecho, pero también surgieron preguntas sobre lo que causan las heces de los perros en los niños.

Lea también Las absurdas excusas de una joven que no recoge el excremento de su mascota

Ante las dudas, el pediatra Kevis, (@Pediatricus_), resaltó que "estos desechos contienen parásitos, virus y bacterias que pueden provocar enfermedades gastrointestinales, oftalmológicas, quistes e incluso aborto en gestantes".

Así mismo, agregó que "el Toxocaro, que ataca el globo ocular, genera estrabismo en los niños, pérdida gradual de la vista e incluso ceguera".

Otra de las problemáticas que podrían generar estos excrementos estarían en los parásitos Toxocara spp y Ancylostoma spp, "cuyos huevos y larvas contaminan los suelos, convirtiéndose en una amenaza para los niños que juegan en el pasto", según indicó Luis Polo, médico veterinario de la Universidad Nacional de Colombia.

Polo también resaltó que "si los niños no se lavan bien las manos luego de haber entrado en contacto con el suelo del parque o directamente con el excremento del perro, al tomar los alimentos pueden ingerir también los huevos del parásito Toxocora spp y corren el riesgo de contraer diarreas".

Estos parásitos, generados por las heces de los perros, son nocivos para la salud, de ahí la importancia de evitar que los menores tengan algún tipo de contacto con el excremento de estas mascotas.