El presidente de Colombia Iván Duque defendió este lunes la reforma tributaria que propuso su gobierno argumentando que no se le hace “ninguna imposición tributaria” a la clase media ni a los sectores más vulnerables del país.

“Se hicieron medidas de ajuste de mayor contribución para personas naturales que ganan más de 40 millones de pesos, y se hizo sin tasas demagógicas ni populistas; con unas tasas que fueran razonables, que permitieran mayor recaudo”, dijo el mandatario.

El jefe de Estado mencionó que con esta ley se tomaron las medidas necesarias para que el Producto Interno Bruto (PIB) de Colombia crezca por encima del 3 %, la Inversión Extranjera Directa (IED) alrededor del 25 % y el recaudo tributario superior al 10 %.

Lea también Cámara de Representantes aprobó la reforma tributaria 

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Sin embargo, sectores opositores al gobierno dicen que la reforma da exenciones a muchos sectores económicos que no lo necesitan y reduce el recaudo del Estado, que es necesario para promover las reformas sociales que exige el Acuerdo de Paz.

“Desde los partidos de oposición nos hemos opuesto a esta reforma tributaria no solo ahora, sino hace un año, y tiene que ver con un principio esencia: Hay una visión económica que parte del supuesto de que más exenciones para ciertos sectores, en este caso escogidos de manera arbitraria, sin ninguna clase de estudio sobre cómo eso va a redundar en empleos (…), generará un crecimiento económico”, dijo la representante a la Juanita Goebertus durante la plenaria en la que se discutió la ley.

La congresista añadió que es necesaria la inversión en bienes y servicios básicos para que podamos competir en una economía de mercado, para generar productividad y crecimiento. Según las cifras de Fedesarrollo expuestas por la congresista, con la reforma tributaria, el Estado reduciría su recaudación COP 4.9 billones en 2020, 9,1 billones en 2021, COP 12,6 billones en 2022 y COP 18,8 billones en el 2023 y COP 20,5 billones en 2024.

La congresista resaltó que solo para implementar la paz en cuatro años el Estado colombiano necesitaría COP 37,1 billones. Afirmó que el país necesita una reforma tributaria que recaude los recursos para “sacar de la pobreza y del abandono a territorios (…) abandonados que necesitan vías terciarias, salud rural, educación”.

Con información de la Agencia Anadolu