El presidente Juan Manuel Santos anunció este lunes que el Gobierno retomará los diálogos de paz con el ELN. Con este fin, dio instrucciones al jefe del equipo negociador, Gustavo Bell, para que viaje a Quito y reactive la mesa de conversaciones.

“El objetivo es avanzar en la discusión y acuerdos sobre los dos puntos que se estaban debatiendo simultáneamente: el de la participación ciudadana, y el de las acciones y gestos humanitarios que se deben dar para ayudar a construir la paz”, señaló el Mandatario.

Así mismo indicó que se busca lograr también un nuevo acuerdo de cese al fuego y de hostilidades, amplio y verificable, que evite más pérdidas de vidas.

Según dijo, la decisión se toma ya que el ELN cumplió con el cese al fuego unilateral que decretó con ocasión de las elecciones del pasado domingo, lo que “reconstruyó el mínimo de confianza que se requiere para avanzar en el camino del diálogo”.

“El pasado domingo vivimos las elecciones más pacíficas y más transparentes en más de medio siglo, con el mayor número de candidatos, el mayor número de mesas de votación y una mayor participación” y agregó: las Farc –ya desmovilizadas y desarmadas– se presentaron como un partido político: cambiaron las balas por los votos, la violencia por la democracia”.

Por su parte, la guerrilla del ELN aseguró mediante un comunicado que fueron llamados por representantes del Gobierno para iniciar el quinto ciclo de conversaciones de paz en Quito.

Esta guerrilla había indicado que acudirá al llamado de Santos para reiniciar las conversaciones, “con la convicción que es mejor hacer el diálogo en medio de un cese bilateral, y que la agenda pactada hay que desarrollarla con rigurosidad y celeridad”.