A través de un comunicado el consejo directivo del colegio San Viator Bilingüe Internacional respondió a las denuncias realizadas por Patricia Osorio, madre de Daniel Eduardo Osorio, un menor de edad que, según el testimonio de su mamá, se habría suicidado debido a un presunto acoso sexual por parte de sacerdotes dentro de la institución.

Las denuncias las hizo la madre del menor en los micrófonos de la W Radio donde afirmó: “Después del suicidio encontré algunos escritos en donde mi hijo decía que desde los 12 años era víctima de abuso sexual; razón por la cual nos había pedido que lo sacáramos de ahí. Él no aguantaba más”.

Patricia Osorio extendió su denuncia: “No solamente fue abusado por un sacerdote, sino por varios. Las violaciones ocurrían por fuera del colegio, pues a él lo llevaban en camionetas blindadas a fincas de recreo".

Ante estos señalamientos, el colegio argumenta que cuando ocurrieron los hechos narrados por la madre del menor, este ya no se encontraba estudiando en la institución.

En el comunicado informan que el colegio cuenta con un protocolo de quejas y reclamos tanto de padres como de estudiantes y que la institución no se encuentra notificada por ninguna autoridad sobre la investigación de Daniel Eduardo ni por alguna otra de la cual deban responder.

A su vez, el colegio se declaró a disposición de las autoridades para presentar las declaraciones y documentos que sean necesarios para aclarar los hechos.