Este lunes, la alcaldesa Claudia López realizó cinco importantes anuncios sobre el manejo de la movilidad que tendrá Bogotá. La mandataria aseguró que el sistema de transporte estará basado en una red de Metro pesado dentro de Bogotá y una red de metros ligeros regionales usando la antigua red férrea.

Los anuncios hechos por la alcaldesa se encuentran respaldados por los estudios de la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN), que el Gobierno autorizó realizar desde noviembre de 2019 y cuyos resultados ya recibió la ciudad.

"Los estudios de la FDN confirmaron que teníamos razón en lo que propusimos en la campaña y que tenemos la viabilidad de demanda proyectada más allá del 2030 para proceder a hacer los estudios de prefactibilidad , factibilidad, estructuración y contratación de esos cinco grandes proyectos", indicó la alcaldesa Claudia López.

Estos son los cinco anuncios: 

  1. No vamos a hacer TransMilenio por la Séptima, vamos a hacer Regiotram del norte: desde Zipaquirá, entrando a Bogotá por al carrera novena por al red férrea, hasta Teusaquillo.
  2. Vamos a completar la primera línea del Metro pesado, que viene desde Bosa y Kennedy, desde la calle 72, hasta la calle 100.
  3. Vamos a hacer la segunda línea del metro pesado hasta suba y Engativá.
  4. No vamos a hacer TransMilenio por la calle 13, vamos a fortalecer el Regiotram de Occidente para que más pasajeros de Fontibón y otras localidades lleguen hasta el centro a conectarse con la primera línea del metro.
  5. Dejaremos proyectada al construcción del Regiotram del Sur, que irá desde la primera línea del Metro del centro, hasta Bosa y la entrada a Soacha.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Se espera que estos cinco proyectos, en conjunto, permitan construir en los próximos 12 años un sistema de transporte que maximice la inversión de la primera línea del Metro para que cuando entre a operar la red completa el metro pueda cargar el doble de la demanda prevista.

TransMilenio, por su parte, pasará a ser un complemento alimentador de la red Metro, con el fin de que mejore su calidad de servicio y experiencia de viaje y disminuya la recarga del sistema.

Esta red de Metro regional quedará incorporada como la base del transporte masivo de Bogotá región y pasará de la propuesta de campaña a la ejecución de gobierno desde este 30 de enero de 2020, según mencionó la mandataria de los bogotanos.

"Lo propusimos, lo decidimos en las urnas. Ya sabemos que es correcto y viable y lo vamos a hacer. Vamos por nuestra red de Metro regional para que Bogotá reverdezca", concluyó la alcaldesa.