calidad del aire
Foto de: www.procuraduria.gov.co

La Procuraduría General de la Nación lanzó un S.O.S por la calidad del aire que respiran los colombianos e instó a las autoridades a ejercer un efectivo control y vigilancia al parque automotor en el territorio nacional.

Según datos aportados por el ente de control, 5,9 millones de vehículos en el país evaden su obligación de realizar la revisión técnico mecánica y al año mueren alrededor de 11.000 personas por material particulado presente en el aire.

El Ministerio Público recomendó tomar medidas sobre la calidad de los combustibles, adoptar nuevas tecnologías que cumplan con estándares internacionales y en general cumplir las normas que buscan reducir las concentraciones de contaminantes que afectan la salud humana y la calidad del ambiente.

“De no haber cambios inmediatos se seguirá poniendo en riesgo la calidad de vida de los ciudadanos y las condiciones del medio ambiente, lo que de paso deja a Colombia en un nivel de atraso frente a los estándares internacionales”, afirma el comunicado del ente de control.

Agregó además que el contaminante que más afecta la salud de los colombianos es el material particulado emitido por camiones, volquetas, motos 4T, buses, autos, motos 2T e industrias.

Una responsabilidad de todos

La Procuraduría hizo un llamado a cumplir con las normas relacionadas con el medio ambiente, en particular a los ministerios de Transporte, Ambiente y Desarrollo Sostenible, Salud, Minas y Energía, Industria y Comercio, la Superintendencia de Puertos y Transporte, las corporaciones autónomas regionales y los alcaldes municipales.

El Ministerio de Transporte y las autoridades locales deben exigir la reposición del parque automotor que haya cumplido su vida útil de 20 años, así como vigilar el trabajo que realizan los centros de diagnóstico.

Por su parte, las autoridades de tránsito deben verificar que los vehículos que circulen cumplan con los requisitos técnicos correspondientes.

Según el Código Nacional de Tránsito en su artículo 122, las autoridades pueden “sancionar a los conductores, propietarios, empresas transportistas, por la violación de las regulaciones, prohibiciones o restricciones sobre emisiones contaminantes”.