Un estudio de la Universidad Konrad Lorenz determinó que 56 % de los tenedores de perros en la capital prefiere comprar animales de raza porque les da estatus social, mientras que 44% los compran o adoptan.

Luego de analizar a 658 propietarios de perros de raza de ciudades como Bogotá y Barranquilla, los investigadores indicaron que 56% de las personas encuestadas prefirieron comprar un perro de raza que un perro criollo basado en una perspectiva materialista. Es decir, que consideran que tener un perro de raza representa estatus social; una impresión positiva en su entorno y orgullo por su mascota.

Lea también: Las conmovedoras historias de tres perritos callejeros que buscan un hogar.

Mientras que 44 % de las personas que adquirieron un perro de raza tuvieron en cuenta cómo se adecuaba a su estilo de vida y a su identidad. Si se trataba de un animal tranquilo, sociable, activo, entre otras características.

Así es la atención de la Alcaldía de Bogotá a perros callejeros

La Alcaldía de Enrique Peñalosa ha sido la primera administración comprometida con acciones en favor de todos los animales, y los perros callejeros han sido los más beneficiados.

Con el programa Urgencias veterinarias han sido atendidos más de 980 caninos callejeros desde la creación de la entidad en el año 2017, hasta lo corrido del 2019.

Por otro lado, las Brigadas Médicas Veterinarias han llegado a 11.275 perros desde la creación del Instituto.

En “Huellitas de la calle”, los habitantes de calle cuentan con valoración médico veterinaria para sus perros, este el Primer Hogar de paso para carreteros y sus animales de compañía pueden pasar la noche bajo el mismo techo. De esta forma han sido atendidos más de 380 perritos.

A diario, los veterinarios recorren las diferentes localidades con las brigadas médicas, servicio que brinda atención no solo a los animales de calle, sino a aquellos que, aunque tienen cuidador, viven en condiciones vulnerables.

En las calles también trabaja un equipo encargado de esterilizar a los animales que no tienen quién responda por ellos.